Los embalses registran su mejor dato de reserva en los últimos diez años

La cuenca se sitúa al 87,6% de su capacidad, mientras que los embalses de Segovia alcanzan el 91,7% casi diez puntos sobre la media de la última década

Reunión de la Comisión de Desembalse
Reunión de la Comisión de Desembalse/CHD

La Comisión de Desembalse de la cuenca del Duero ha aprobado hoy la propuesta de volúmenes mínimos de reserva de los embalses de titularidad estatal gestionados por la CHD para el final de la campaña de riego, a 30 de septiembre. En el caso de la provincia de Segovia, cuyos embalses pertenecen al sistema de Riaza y al de Adaja, deberán tener en dicha fecha, un volumen mínimo de 20 y 15 hm3 respectivamente, teniendo en cuenta que el volumen máximo de cada uno de estos sistemas, es de 54,4 y 59 hm3.
Esta campaña avanza con los embalses al 87,6% de su capacidad, el mejor valor en la cuenca de los últimos diez años para esta fecha, con todos los sistemas por encima de la media de la década, salvo el Pisuerga, el cual se sitúa a tan solo a 12 hm3 del valor medio (un 4% de su capacidad).
Por su parte, los embalses del Pontón Alto y Linares del Arroyo, los dos pertenecientes a la CHD en Segovia, alcanzan en conjunto el 91,7% de su capacidad total, superando así a los datos del año pasado, cuando se situaron en 89,5% y a los de la última década, 82,1%, casi diez puntos por debajo de lo registrado actualmente. En total ambos recogen 56.6 hm3 sobre la capacidad total de la provincia, de 61,7 hm3.
De esta forma, según ha indicado la presidenta de la CHD, María Jesús Lafuente, “el desarrollo de la campaña de riego de 2024 queda garantizado de manera general, con los sistemas en una situación muy favorable”.
El mes de marzo ha sido excepcionalmente bueno en la cuenca gracias a las lluvias y nevadas registradas, una tendencia que se espera que continúe en abril, lo que ha supuesto una mejoría importante respecto a años anteriores.
La buena situación hidrológica permitirá, por una parte, asegurar o mejorar las dotaciones máximas que fueron estimadas en marzo en varias de las Juntas de Explotación, como son las del Órbigo, Riaza o Pisuerga – Bajo Duero; y, por otra parte, ampliar los objetivos de volumen mínimo de embalse en determinados casos.
No obstante, la CHD seguirá manteniendo reuniones a lo largo de este mes con las Juntas de Explotación y vigilando estrechamente los niveles recogidos en los distintos sistemas, para controlar que los datos siguen en la misma línea y la campaña de riego puede continuar al mismo ritmo.