Publicidad

La Asociación de Cultivadores del Judión de La Granja ha remitido una carta a la Subdelegación del Gobierno para expresar su profunda preocupación por la posibilidad de que este año se pierda la cosecha de esta popular legumbre debido a la orden de abandonar el cuidado y el cultivo de las parcelas donde se siembra por el decreto del estado de alarma.

En una nota de prensa, los cultivadores recuerdan que desde que el rey Felipe V parceló en el siglo XVIII parte de la zona próxima al palacio para el cultivo del judión, su producción “ha ido evolucionando hasta convertirse en uno de los platos por excelencia de la gastronomía segoviana y un medio devida para muchas familias de la región”.

La asociación, que engloba a 192 hortelanos del municipio, seáña que el decreto de estado de alarma ha obligado a las personas que tienen huertos de autoconsumo a abandonar las tareas de cuidado de los mismos, lo que pone en riesgo la recolección del judión.

“En estos días en que tanto se habla de lo mal que lo están pasando los más pequeños de la casa y que se abre la posibilidad de que puedan salir a la calle atendiendo a unas medidas concretas, creemos que podría hacerse extensivo a nuestra situación”, explica en un comunicado de prensa la asociación, que precisa que la siembra del judión, que se realiza a mediados de mayo “requiere una preparación previa de los terrenos, amén de una limpieza de las caceras para el riego, ya que es frecuente que todos los años escasee el agua en los meses de julio y agosto”.

“Si no se permite a los hortelanos acudir a cultivar sus parcelas, peligraseriamente la producción del Judión de la Granja de este año, y por ende los ingresos de muchas familias que refuerzan su economía como antaño con el autoabastecimiento de productos de la huerta y con el comercio del Judión”, precisan los cultivadores.

También recuerdan que en regiones como Galicia o Valencia, con una serie de normas, se ha permitido acudir a los huertos de autoconsumo, por lo que solicitan “que se regule en nuestra Comunidad lo mismo, con el compromiso por parte de esta Asociación de realizar las labores de mantenimiento y cultivo en los términos que se dicten, guardando en todo momento las medidas preventivas que se han establecido por lasautoridades sanitarias para la prevención y protección contra el COVID-19”.

Asimismo, precisan que las parcelas se encuentran valladas individualmente, tienen una superficie media de entre 400 y 500 metros cuadrados y se encuentran en la localidad, “por lo que los desplazamientos serían mínimos”.