Una actuación de los coros de las Aulas de Convivir Cantando. / el adelantado
Una actuación de los coros de las Aulas de Convivir Cantando. / el adelantado
Publicidad

Los alumnos del ciclo Aulas para Convivir Cantando, junto con los ayuntamientos de los pueblos participantes, manifiestan su sorpresa y descontento por la “brusca modificación” del programa a la mitad del curso escolar. Estos coros piden a la Diputación que se cancele el expediente de nueva contratación y se mantenga el programa sin cambios y con el profesorado con el que se ha comenzado el curso.

En una nota de prensa explican que, debido a las fechas previstas para la resolución del procedimiento de selección, ya convocado con carácter de urgencia, han mantenido una reunión con el presidente de la Diputación, Francisco Vázquez, y la diputada del Área de Cultura y Juventud, Sara Dueñas, a los que han mostrado su malestar, “sin que hayan ofrecido una resolución”.

El proceso de cambio continúa y los coros critican que la nueva gestión plantea “el reparto de los pueblos participantes en dos lotes con sendos profesores, dividiendo la provincia”, y que se le da a la tramitación del expediente de contratación “carácter de urgencia, alegando el freno en el desarrollo que supondría para el alumnado descansar en enero”.

Los usuarios afirman que el objetivo de este proyecto es la promoción de convivencia y relación entre personas de diferente edad, condición y procedencia, empleando la música y el canto coral como elementos vinculantes. “La unión y cohesión conseguida hasta la fecha, en estos siete años, se tornarían competencia, y esto atenta contra la filosofía de concepción del programa”, apuntan.

También consideran que no debiera haber urgencia mayor que la de facilitar la ficha de inscripción a los participantes para que puedan gozar de plenos derechos y deberes, añadiendo que el calendario de años anteriores establecía un descanso en el mes de enero, como las vacaciones que se contemplan en la educación formal.

Los coros subrayan que el nivel de compromiso y responsabilidad de su profesor, José Ramón Bayón, con el desarrollo del programa y hacia cada uno de sus alumnos “completan un método pedagógico tan personal como exitoso”.

Los pueblos confían en que la gestión vuelva a ser como antes “para profundizar y mejorar el trabajo que venimos desarrollando, con ilusión y apoyo de las instituciones”.