1 colegio santa clara cuellar
La energía verde pasará a reducir la factura eléctrica de los tres colegios cuellaranos. / C.N

Los colegios de Cuéllar se pasan a la energía verde en breve tras la resolución del proceso de adjudicación para la instalación de placas solares. Las cubiertas de los tres centros escolares de Infantil y Primaria de la localidad pronto contarán con los módulos de placas fotovoltaicas que permitirán convertir la energía solar en energía eléctrica.

La licitación por este suministro ha sufrido una rebaja hasta los 51.479 euros, y una reducción en la ejecución de la instalación de 14 días. La empresa encargada es Greening Ingeniería Civil y Ambiental, procedente de Granada, como ha detallado el alcalde de la villa. Esta obra, que pretende realizarse lo más pronto posible para no interferir en el curso escolar, cuenta con una modalidad de autoconsumo con excedente con compensación simplificada. Se trata de un sistema por el que se van a generar excedentes de energía que puedan utilizarse en otro momento. Los excedentes se destinan a un sistema de compensación para que en los días de menor exposición solar, también se siga generando energía eléctrica.

En total se van a instalar un total de 90 módulos a repartir en las cubiertas de los tres colegios: 32 para San Gil, 32 para La Villa y 26 para el CEIP Santa Clara. Con la instalación de este sistema de energía renovable, el objetivo será rebajar los costes de energía considerablemente, lo que se traduce en más de 3.000 euros anuales para los colegios locales.

Como ya anunció el alcalde, esta ejecución pretende conseguir una subvención del Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía (IDEA), que ofrece ayudas a la inversión de instalaciones de energía eléctrica con fuentes renovables.

Más placas

Otra de las apuestas por energía renovable que hará el Ayuntamiento de la localidad es la instalación de placas solares destinadas a la energía calorífica de la piscina de verano. Esta obra, que va unida a la de la sustitución de la cubierta presostática de la piscina climatizada, supondrá poder calentar con energía renovable el agua del vaso de la piscina de verano, que dadas sus dimensiones, cuenta con dificultades para calentarse de manera natural.

Desde el Ayuntamiento han manifestado la intención de ir apostando por la energía limpia y verde siempre que sea posible, y aprovechar los beneficios en los costes que genera en dependencias municipales.