Candidatos de Vox en el salón de plenos del Ayuntamiento. / C.N.
Publicidad

El salón de plenos del Ayuntamiento de Cuéllar acogió ayer el que ha sido el primer acto electoral como tal en la villa por parte de Vox, aunque en abril ya tuvieron la oportunidad de pasear por el casco histórico de la localidad y charlar con los cuellaranos. Hasta el Ayuntamiento se desplazaron Esther Núñez, presidenta de Vox en Segovia, Rodrigo Jiménez y el cuellarano Jesús Martín Barba. Como autóctono, mostró su satisfacción de poder compartir sus ideas con los habitantes del que considera “el lugar en el que ha crecido como persona”. El candidato al Senado comentó que las propuestas que quiso compartir con sus paisanos “no son nada extremistas”. Martín habló de su partido como el único “que se atreve a decir lo que todo el mundo dice en los bares, en la calle, en el mercado, pero no hay ni una sola propuesta que se encuentre fuera de la Constitución”. Núñez reiteró el mensaje de la jornada anterior en El Espinar, que concluyó con que la imagen de “ultraderecha” se está desligando del partido gracias a la representación de los diputados y a que los medios de comunicación “nos ha permitido lanzar nuestro mensaje y la gente se está dando cuenta de que somos un partido constitucional y que habla con sentido común, para servir a los ciudadanos”. Reconoció que allá donde van “hay cada vez un interés mayor por nuestras propuestas”. Rodríguez finalizó con el deseo de confianza de todos los segovianos ya que “las ideas ya están llegando directas, no sesgadas”. “Vox viene a que todos los segovianos ganen, a trabajar y que España gane, y es lo fundamental”, concluyó.