Los brotes entre temporeros alcanzan los 122 positivos

temporeros trabajos campo agricultura
Dos personas trabajan en el campo. / JUAN MARTÍN

Los brotes relacionados con los temporeros alzaron sus cifras hasta los 122 positivos, cinco más que el jueves, con otros 189 contactos en estudio.

De los siete detectados, seis continúan activos. De ellos, el más grande es el de Chañe que ya acumula 46 positivos, dos más tras la última actualización, y 77 contactos en estudio.

Después se situarían los de Mozoncillo, (27 y 34); y el de Fuente el Olmo de Fuentidueña (19, tres más que en la jornada anterior y 36 contactos en estudio). El foco de Sanchonuño suma doce y 16; el de Navalmanzano, siete y 15; y el de Nava de la Asunción, siete y once.

Preguntado por su posible expansión a otras capas sociales, el jefe del Servicio Territorial de Sanidad, César Montarelo, explicó que “la incidencia de este grupo está condicionando claramente la incidencia provincial” e indica que cerca del 60% de los casos provinciales provenientes de los brotes activos están relacionados con estos focos.

En este punto, quiso aclarar que los brotes no solo afectan a los propios temporeros, ya que también hay familiares y personas que han tenido relación con ellos infectados.

“La campaña de la fresa reúne a mucha gente en un momento muy concreto” y señala que se lleva intentando vacunarlos “desde junio” pero que por desgracia la mayoría “no se han vacunado porque no han querido”.

En este sentido, aclaró que “el jueves salieron 600 temporeros de la provincia”, mientras que “el resto, hasta 2.500, se irán la semana que viene”. “La tendencia bajará de forma clara tras su salida”, afirmó.

Por último, señaló que también se está “percibiendo un aumento (de los contagios) ajeno al tema de los temporeros”, pero indica que este es menor de lo que dicen las cifras de incidencia provinciales que están influenciadas directamente por estos grandes brotes.