Fábrica de Pastisart en El Espinar. / E.A
Publicidad

A finales del año 2019 se hizo efectiva la compra de la fabrica de Cerealto Siro Foods por la compañía española con sede en Terrassa, Pastisart, especializada en productos de bollería y pan tradicional. Esta operación provocó mucho nerviosismo entre los más de 150 trabajadores de la fabrica, la mayoría residentes en El Espinar, por las condiciones que la nueva gestora impondría a sus trabajadores. Sin embargo, Pastisart mantuvo todos los puestos de trabajo y relanzó la oferta de productos incluyendo bizcochos de cacao, de azúcar moreno y nueces y las magdalenas de yogur, de chocolate y magdalena 100% integral sin azúcar añadido.

Esto se ha traducido en que la cadena valenciana de supermercados, Mercadona, logre vender cerca de 26.000 unidades diarias de estos nuevos productos que se fabrican en El Espinar. Las variedades de cacao cuentan con pepitas de chocolate en su masa, mientras que se emplea yogur natural para las magdalenas de esa variedad y en el bizcocho de cacao. Además, todos estos productos, ahora más jugosos y tiernos, tienen en común que están elaboradas sin conservantes ni colorantes.

La empresa Pastisart es el proveedor total de esta bollería renovada de El Horno de Mercadona que lo produce en el centro de la compañía en El Espinar para toda la cadena de supermercados. Muchos de los trabajadores de la fabrica son residentes de la localidad y desde hace años la fabrica que primero gestionó Siro y ahora gestiona Pastisart sustenta a más de 50 familias espinariegas. Divididos en turnos de mañana, tarde y noche cada día fabrican miles de bollos que se distribuyen por toda España.

Además, la nueva empresa gestora ha empezado a realizar contratos fijos a los trabajadores que más años llevan en la fábrica encuadrando a estas personas en turnos fijos en función de sus situaciones personales y familiares.