Los tres Bibliobuses volverán a recorrer la provincia a partir de mediados de septiembre. /E.A.
Publicidad

Cuando queda exactamente un mes para que los tres Bibliobuses de la Diputación vuelvan a retomar sus rutas, llevando las últimas novedades literarias a todos los rincones de la provincia, estas bibliotecas móviles ya están preparadas y equipadas con todas las medidas de seguridad sanitarias para garantizar a los más de 9.000 usuarios con los que cuentan en todo el territorio segoviano, una utilización segura de sus recursos.

Durante estas semanas han sido instalados en los vehículos los últimos detalles necesarios para proporcionar a los lectores de todas las edades un espacio seguro en el que, además de disponer de gel hidroalcohólico con dispensador y guantes desechables, cuenten también con las medidas adecuadas para guardar la distancia de seguridad con las bibliotecarias. Así, en los tres Bibliobuses han sido instaladas mamparas transparentes para el mostrador y han sido adheridas al suelo líneas de seguridad. Además, tanto las bibliotecarias como los conductores han recibido dotaciones de toallitas desinfectantes, mascarillas FFP2 y viseras de pantalla, con el fin de extremar las precauciones en un servicio que, por sus prestaciones y por el carácter afable de sus bibliotecarias, quienes no dudan en recomendar libros y se esfuerzan cada día por que la afición por la lectura crezca en los pueblos de la provincia, es uno de los más valorados, no sólo en el Área de Cultura, Juventud y Deportes, sino en toda la institución provincial.

Dispuesta a que así lo continúe siendo, la Diputación, a través del Centro Coordinador de Bibliotecas, ha elaborado una serie de normas de seguridad, tanto para el público como para el personal, que incluyen la fumigación diaria del vehículo para su desinfección por parte de unos equipos provistos por la institución provincial.

Por lo que respecta a los fondos del Bibliobús, todos los documentos, libros, revistas o CD’s prestados, serán guardados en bolsas de plástico de cierre tipo zip en el momento de su devolución y, tras su recogida, serán depositados en cajas que serán colocadas en un lugar adecuado y poco frecuentado en las instalaciones del Centro Coordinador, donde pasarán una cuarentena de siete días, antes de ser reincorporados para su préstamo.

Por último, y por lo que respecta a los usuarios, será obligatorio que éstos vayan provistos de mascarilla. Además, deberán utilizar los guantes que les sean facilitados a la entrada del Bibliobús, en cuyo interior no podrá haber más de un usuario a la vez.

Gracias a todas estas medidas, los Bibliobuses, que el próximo curso viajarán ‘acompañados’ de Miguel Delibes, dispuestos a convencer a todos los lectores de la provincia de que la cultura se crea en los pueblos, volverán a las carreteras provinciales el próximo 14 de septiembre, ofreciendo a sus usuarios un espacio seguro y repleto de personajes en el que los únicos en no ser bien recibidos serán los virus.