El municipio está inmerso en combatir los contagios de covid y este enero ha dejado atrás al pasado diciembre en el que la Navidad hizo por momentos olvidar lo peor de actualidad. Esa ha sido en parte la misión de los belenistas de Cuéllar, que recogían estos pasados días las creaciones que han ocupado varios templos.

Sonia Martín, presidenta de la Asociación Cultural de Belenistas de Cuéllar, reconocía que el año había sido complicado, aunque a ellos les ha llevado a nuevos proyectos llenos de ilusión. Respecto a la Navidad, explicaba que a pesar de ser un año raro, “estamos muy contentos, ha habido muchas visitas en San Miguel pero sobre todo en el Santuario de El Henar”. Este era el primer año que utilizaban este espacio; la llegada de las hermanas Carmelitas del Corazón de Jesús les abrió una nueva puerta. Martín asegura que se ha realizado la ruta: “la gente ha visitado diferentes belenes que habíamos propuesto y mucha gente paraba en El Henar”, explica. Reconoce además que gran parte del público en el Santuario es público que no acude habitualmente a Cuéllar. “Estamos muy agradecidos y contentos porque la gente ha valorado mucho el esfuerzo que hemos hecho los belenistas”, explica.

Los belenistas ofrecieron productos de su creación para vender para recaudar fondos y sumarlos a la subvención que reciben del Ayuntamiento. Todo es poco para adquirir figuras de tanto valor artístico, pero Martín comenta que el público ha colaborado también con donativos.

“Dentro de todo lo malo, este año ha sido bueno para los belenistas”, señalaba Martín en plena recogida de belenes. Para este año se les plantea un desafío: mantener creaciones en la iglesia de San Miguel, convento de Santa Clara y Santuario de El Henar; “es todo un reto, es más tarea, más piezas y más escenografía”. Por otro lado, ponen su mirada en la organización del Congreso Nacional de Belenistas que en 2022 acogerá la villa, otra carrera de fondo para la que deben preparar ya conceptos como el logotipo, infraestructura para acoger a los participantes y decenas de matices para este gran evento que esperan con ganas.

Desde la Asociación agradecen la involucración a los belenistas, a la Parroquia y a todos los visitantes que con su apoyo siguen impulsando la labor de estos creadores incluso en los momentos más difíciles que, esperan, se vayan disipando este nuevo año.