Varios voluntarios, de todas las edades, participan en el pintado de los refugios del resinero en el pinar viejo durante la mañana del domingo. / El Adelantado
Publicidad

El domingo 29 de septiembre, la Asociación Cultural ‘Los Azafranales’ junto con un grupo de voluntarios de la localidad, ha realizado el pintado de cuatro refugios del pinar viejo, situados en la zona de la carretera de Fuente el Olmo.

Esta labor comenzó en la primavera de 2017 con la restauración y pintura de estos refugios. Estos edificios son pequeñas construcciones con chimenea, donde antiguamente se refugiaban los resineros, tanto del mal tiempo como del calor o incluso cuando no tenían tiempo de volver al pueblo a comer y pasaban todo el día en el pinar.

Aunque estos refugios ya no tienen la utilidad para la que se construyeron, cada vez son más las personas que están reviviendo el oficio del resinero en la localidad, donde muchas familias obtienen sus ingresos de este antiguo oficio.

‘Los Azafranales’ tomó esta iniciativa debido al mal estado en el que se encontraban algunos de los más de 20 refugios que se encuentran en los pinares de la localidad, muchos de ellos a punto de derrumbarse. Ya son ocho los refugios puestos en valor, evitando así su perdida y contribuyendo a su mantenimiento, como bienes culturales e históricos que son.

“Agradecemos a todos los que colaboran con nosotros en la restauración de los refugios y a los voluntarios de la Caixa por su patrocinio en esta actividad, que nos permite obtener los materiales necesarios para realizar los trabajos”, apuntan desde ‘Los Azafranales’.

Esta labor es muy importante para un pueblo de tradición resinera, como es Coca y como lo son los pueblos aledaños. Por ello, vecinos de Navas de Oro y Nava de la Asunción han pedido colaboración a ‘Los Azafranales’ para la restauración de varios refugios en sus pinares.

La jornada finalizó con una comida en hermandad entre todos los voluntarios que trabajaron durante toda la mañana del domingo en el pintado de estos refugios.