Labores de limpieza en un colegio. / C.N

El curso 2020/2021 vuelve a tener como protagonista, inevitable, a la pandemia. La Concejalía de Servicios Municipales ha informado de lo que esto supone para el Ayuntamiento de Cuéllar, que empieza por una especial atención a las circunstancias de limpieza de los colegios. 

El pasado curso escolar, la normativa dictada por la Junta de Castilla y León determinada la limpieza y ventilación frecuente de zonas como los baños, áreas comunes y espacios de contacto como barandillas, pomos y elementos como estos. Por ello, además de la limpieza habitual diaria de cada uno de los tres centros escolares de Cuéllar, -que se realiza por la tarde-, se contrató a una empresa privada para esas limpiezas extra que se prolongaron durante todo el curso pasado. Hace unas semanas, la Junta publicó el protocolo a seguir en los centros para el curso que hoy comienza, y marca la limpieza y desinfección de los centros a realizar una vez al día y reforzándose en espacios “de mucho uso”. En el caso de los aseos deberán limpiarse dos veces al día, por lo que las limpiezas extras continuarán un año más; sí se reconoce que la exigencia en cuanto al curso pasado ha disminuido. 

De este modo, la Concejalía de Servicios Municipales ha anunciado que será el Ayuntamiento quien realice de manera directa estas limpiezas con empleadas propias. Aunque los protocolos disminuyan, la exigencia de las tareas extra han obligado a que se trabaje tres horas extra de limpieza en los colegios de Santa Clara y San Gil, y dos y media en La Villa. Con este procedimiento, los colegios estarán siempre limpios a primera hora, se continuará con su limpieza durante la mañana y se realizará la habitual por la tarde. La Concejalía explica que “las empleadas se van a contratar ante los principios de igualdad, mérito y capacidad”. El pasado marzo se realizaron las pruebas para la confección de una bolsa de limpiadoras que se encuentra vigente.

Para planificar las tareas, desde la Concejalía se ha contactado con los directores de los centros: estos han mostrado su agradecimiento por las horas extra de limpieza que se van a dedicar a los centros, así como a la flexibilidad para elegir el horario en cada uno, adaptándose a los recreos.

Desde el Consistorio señalan que “se continúa trabajando para que los centros sigan siendo seguros para todos los alumnos y el curso transcurra con toda la normalidad posible”. Además, desde la Concejalía han destacado su apuesta por la gestión directa del servicio; “de este modo creemos que se puede atajar rápidamente las posibles deficiencias, aplicar mejoras y asegurar que se cumplan derechos laborales de todas las trabajadoras”, concluyen en este nuevo comienzo de curso regido por la precaución e higiene.