Numerosos vecinos protestaron el lunes en la plaza por la falta de agua./E.A.
Publicidad

Los vecinos de Lastras de Cuéllar han salido a la calle a mostrar su hartazgo e indignación porque desde hace más de seis años tienen problemas de abastecimiento, y no pueden consumir agua del grifo. En un principio era por el arsénico que registraba el agua, una cuestión en la actualidad zanjada, pero ahora se enfrentan al exceso de nitratos, por lo que el agua no es potable.

En los últimos días se ha creado un grupo de trabajo integrado por cada vez más vecinos, cuyo objetivo es desarrollar ideas e iniciativas para ayudar a la localidad a conseguir algo tan básico como poder beber agua del grifo. Así lo expresan en su perfil de facebook, bajo el lema ‘Lastras potable ya!!’.

Una de las acciones que ya están llevando a cabo los vecinos es “adornar” ventanas y balcones con botellas de plástico, para hacer visible su problema. Hay que tener en cuenta, que todos los lunes tiene lugar el reparto de agua embotellada en Lastras, lo que este verano ya se está notando en el exceso de residuos en los contenedores de plástico, al incrementarse considerablemente la población en los meses de verano.

Los vecinos han acordado también salir a la calle los lunes en señal de protesta, con pancartas reivindicativas para exigir de una vez agua potable. Así, numerosos vecinos se concentraron el pasado lunes en la plaza para demandar lo que es un derecho básico en pleno siglo XXI.

Por su parte, el alcalde de Lastras de Cuéllar, Andrés García, es consciente del malestar de sus vecinos y entiende que se movilicen. Por su parte, desde el Ayuntamiento explica que se está haciendo “todo lo posible” para solucionar el problema, que en un proyecto de hace años pasaba por ejecutar una captación de agua desde las denominadas fuentes del río Cega, concretamente del sobrante del manantial que también deriva agua a la localidad de Aguilafuente. “Estamos peleando con la Junta de Castilla y León y la Diputación para lograr que se retome ese proyecto”, afirma el regidor, aunque debido al paso del tiempo y a las nuevas circunstancias, lo único que han conseguido es el compromiso de la Junta para redactar un nuevo estudio y proyecto sobre el abastecimiento a Lastras de Cuéllar. “Las promesas que nos han hecho es que se efectuarán a la mayor celeridad posible”, explica Andrés García.

Por otro lado, el secretario de Organización del PSOE de Segovia, José Antonio Mateo, conocedor del problema de agua que sufre la localidad segoviana, insta a la secretaria de Organización de Ciudadanos, Noemí Otero, “a centrarse en los problemas de su partido y a preocuparse por la gestión del único ayuntamiento que gobierna en la provincia, Lastras de Cuéllar, y en el que está siendo incapaz de poner solución al grave problema de abastecimiento de agua que sufren los vecinos desde hace seis años”.