Las obras de suministro a la comarca de Cuéllar, en 2010

El presidente de la CHD, Antonio Gato, dice que las tres alternativas a Bernardos “tienen visos” de pasar la declaración de impacto ambiental.

Segovia es, de acuerdo con el presidente de la Confederación Hidrográfica del Duero, Antonio Gato, “la provincia de Castilla y León que tiene mayores problemas de abastecimiento de agua”, sobre todo durante el verano, una situación que ha llevado a las distintas administraciones públicas a plantear diversas soluciones. “En ese apartado [agua], Segovia es una prioridad”, señaló ayer la consejera de Medio Ambiente, María Jesús Ruiz, uniéndose a las declaraciones de Gato, quien había asegurado antes que desde el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino “hay una discriminación positiva hacia Segovia en lo referente a abastecimientos de agua”.

Ruiz y Gato repasaron ayer, en su visita a Segovia, las próximas inversiones a realizar por sus respectivos departamentos. Sobre el proyecto para abastecer a la comarca de Cuéllar, la consejera de Medio Ambiente reveló que la licitación de las obras se realizará “en breve”, pronosticando que darán comienzo a lo largo de 2010. Este proyecto pasa por ampliar la Estación de Tratamiento de Agua Potable (ETAP) existente, desde donde se suministrará a 17 núcleos de población. De acuerdo con las previsiones de la Junta la ejecución de este proyecto requerirá de 18 meses.

Además, la consejera de Medio Ambiente citó la otra “gran actuación” prevista en la provincia, en concreto en la zona central de la misma, en un área donde también quiere intervenir la CHD. “Nuestro proyecto es complementario y previo al de la Junta”, manifestó Gato, haciendo así referencia al denominado azud de Carbonero.

Esta última infraestructura forma parte, junto al recrecimiento del Tejo y la presa de Guijasalbas, de las alternativas al descartado embalse de Bernardos. Los tres anteproyectos redactados tienen ahora que pasar la evaluación de impacto ambiental y, aunque Gato no quiso ayer aventurar si el informe final será positivo o negativo, sí consideró que “los anteproyectos tienen visos de pasar”, sobre todo el del azud de Carbonero y el recrecimiento del Tejo. La presa de Guijasalbas genera, a tenor de sus declaraciones, mayores dudas.

En cualquier caso, Gato reiteró que, con respecto al proyecto de la presa de Bernardos, en las tres alternativas “se ha intentado reducir al mínimo su impacto”.

Ruiz aprovechó la ocasión para recalcar la apuesta de su departamento por los proyectos de mancomunidades, recordando que, en Segovia, ya ha subvencionado infraestructuras de abastecimiento de agua en seis de ellos (La Atalaya, La Mujer Muerta, Fuente el Mojón, Mancomunidad río Eresma y La Churrería, además del de la Comunidad de Villa y Tierra de Pedraza).