Las obras de remodelación de la Casa Consistorial costarán 400.000 euros

El alcalde David Rubio confía en que el nuevo Ayuntamiento esté finalizado para abril.

0

Las obras de remodelación de la Casa Consistorial de El Espinar tendrán un presupuesto de unos 402.300 euros, y estarán concluidas para el próximo mes de abril. El alcalde de El Espinar, David Rubio, explicó que con esta rehabilitación del edificio se pretende conseguir unas dependencias municipales más accesibles para trabajadores y vecinos.

Las obras se dividen en dos fases: la primera, con un coste de 179.800 euros, ha sido financiada en un 70 por ciento por la Diputación Provincial, y un 30 por ciento por el Ayuntamiento. La segunda fase, que comienza ahora, costará 222.590 euros, de los que la Junta de Castilla y León aportará el 75 por ciento y el Ayuntamiento el 25 por ciento restante.

Las actuaciones comenzaron el pasado verano, con el acondicionamiento del antiguo edificio de Correos, en la calle Bruno Ortega, de propiedad municipal, donde se ubican, de momento los servicios de Urbanismo, Policía Local y los CEAS. Según indicó el alcade, está previsto que Urbanismo se quede en este inmueble definitivamente.

El resto de servicios municipales que acoge el Ayuntamiento se van trasladando de dependencias, al mismo tiempo que van concluyendo las obras. De hecho, desde finales del año pasado, la Secretaría y Alcaldía se encuentran en las antiguas oficinas de Urbanismo.

Uno de los objetivos es convertir el inmueble en un edificio másmoderno y accesible, para lo que se ha instalado un ascensor que ya está en funcionamiento. “Queremos facilitar a los funcionarios y a los usuarios su trabajo, y ya estamos aprovechando para introducir otras mejoras, como la digitalización de todos los servicios”.

Los vecinos que asistan a los plenos a partir del mes de abril podrán comprobar que también ha sido remodelado el salón, ya que se ha cambiado el suelo y se han mejorado los espacios. En este sentido, el alcalde señala que “tampoco se puede acondicionar el Ayuntamiento del todo, porque el edificio es antiguo y hay que mantener la estructura principal”. El Consistorio espinariego data de los años 50, y desde entonces prácticamente no se ha acometido ninguna actuación.

David Rubio admite que las obras conllevan molestias para los más de treinta empleados municipales que trabajan en el Ayuntamiento, así como para los vecinos, pero “al final quedará un edificio más práctico y actual que redundará en beneficio de todos”. “Es complicado compaginar el trabajo con las obras en desarrollo, pero en unas semanas todo volverá a la normalidad y estaremos mucho más cómodos”, apuntó.

Las obras solo están afectando al interior del edificio municipal, ya que el exterior permanecerá igual que hasta ahora, aunque también se acometerán pequeñas mejoras relativas a la carpintería.