IMG 0919
Las obras de la Plaza de La Soledad no comenzarán hasta septiembre. / C.N

El alcalde de la villa anunciaba esta semana la adjudicación de una de las obras más importantes de los presupuestos de este año: la adecuación de la Plaza de La Soledad. Tras dar a conocer las características de esta obra, necesaria y demandada, el regidor local hacía saber que la adjudicación de tales obras se ha otorgado a la empresa Padecasa Obras y Servicios. A la licitación se presentaron cinco empresas interesadas, pero finalmente se ha otorgado a esta empresa por su baja de más de 11.000 euros. Así, la obra se queda en 94.877,52 euros. El plazo de ejecución se ha reducido al máximo, 20 días, y han aumentado el plazo de garantía de los 12 inicialmente propuestos hasta 24.

Esta empresa será la encargada de ejecutar estas obras, que el alcalde adelantó, “no van a empezar en verano”. Lo harán en el mes de septiembre, según los plazos. Esto es debido a que hay que hacer una prospección arqueológica en primer lugar, comprobar lo que se pueda descubrir, y empezar la ejecución. Pero existe otro motivo importante que Carlos Fraile también quiso destacar: “No vamos a empezar unas obras en el centro de Cuéllar con todo el verano de por medio, aunque sea un verano diferente”. Aunque las medidas sanitarias no permitan llevar a cabo todas las actividades que se desarrollarían en un verano sin pandemia, Los Paseos de San Francisco y esta plaza, contigua, son el eje central de la villa y el tránsito es elevado. Además, el espacio de San Francisco, al aire libre, es escenario de conciertos y espectáculos en verano, lo que incomodaría en buena medida al público, sobre todo en su acceso.

Por otro lado, el alcalde quiso avanzar que el resto de obras esperadas en la villa, como la de la calle Segovia, también se comenzarán a ejecutar tras el verano. “Ocurrirá lo mismo, en este caso debido al tránsito de vehículos por esta calle en verano, que es elevado”, señaló Fraile. Aún no está adjudicada de manera definitiva, pero los plazos adelantan que estos serán los tiempos aproximados hasta el comienzo.

Otra de esas obras de acondicionamiento demandadas es la de la calle La Pelota, donde ya se puede atisbar el inicio. “No está terminada la licitación, quedan días, pero ya se ha iniciado la prospección arqueológica; ya podéis ver las máquinas y zanjas abiertas”, detalló el alcalde de Cuéllar. Esta es, junto a las dos mencionadas, una obra que los vecinos acogen con gratitud, puesto que el estado de estas vías está deteriorado. Además, el adoquinado dotará de una imagen homogénea a todo el casco antiguo de la villa, que poco a poco queda uniforme en todo el centro de la localidad.