Recreaciones del nuevo colegio de las concepcionistas en El Sotillo
Recreaciones del nuevo colegio de las concepcionistas en El Sotillo

En septiembre del año pasado, se reanudaban las obras del nuevo centro educativo de las Madres Concepcionistas en El Sotillo (La Lastrilla). Un proyecto que desde el Ayuntamiento de La Lastrilla consideran que es “muy favorable” para el municipio.

Por el momento, no se conocen demasiados datos de la reinicio de las obras. La alcaldesa de la localidad, Elisabet Lázaro, en declaraciones para El Adelantado, ha explicado que en este momento continúan los trabajos de construcción del nuevo centro educativo, en tres de los bloques que tienen activos actualmente. “En cuanto a fechas no sabría decir, sí que van avanzando, porque según vamos pasando por allí, por lo que lo vemos por los ladrillos y demás, hay bastantes mejoras”, explica Lázaro.

Tras el parón de las obras en 2020, el proyecto sigue contando con la misma licencia, pero “cómo el proyecto que están haciendo, no es acorde al primitivo, por decirlo de alguna manera, pues tuvieron que presentar un modificado del proyecto. Entonces es un plan algo   menos ambicioso, antes era bastante más grande, ahora lo han acotado un poquito”. En concreto, los principales cambios se han realizado en el patio interior del futuro centro escolar, explica la alcaldesa.

Al mismo tiempo, admite que existen diferentes criterios entre ambas partes, “entonces estamos trabajando sobre el cuarto bloque, pero por ahora ellos siguen, día a día, en los tres bloques que tienen activos”, recalca Lázaro. Esta cree que el proyecto es “muy favorable, el tener aquí un colegio, pues al final son niños, es vida, más gente que va a venir aquí a residir, a hacer vida, a participar en las distintas actividades, entonces nosotros siempre estamos a favor de todo lo que sea prosperar por parte de nuestro municipio, invertir, edificar, es algo beneficioso para el municipio”.

A su vez, cuenta que desde el Consistorio no tienen conocimiento de los avances del centro, debido a que “hasta que no se finalice, y sea la recepción de las obras, nosotros no somos conocedores del proceso, lo que vamos conociendo es por la prensa y lo que vamos viendo”.

Un proyecto enquistado
Este proyecto cuenta con más de 10 años de vigencia, ya que en 2011 fue cuando se anuncio, con la colocación de un cartel con el logo de la institución en el terreno, comunicando la adquisición por parte de la orden religiosa. Sin embargo, hubo que esperar hasta 2018 para que se colocase la primera piedra, y seis años después el proyecto aún no se ha finalizado.

Hace cinco meses, la empresa valenciana Zimensa Grupo reanudaba las obras en el complejo educativo, tras el parón de 2020, debido, según las informaciones publicadas, a las diferencias surgidas sobre las condiciones del contrato de adjudicación, entre la congregación religiosa y la empresa constructora Segesa –antigua empresa responsable del proyecto-. Por ello, en 2020 las obras quedaron paradas, antes del inicio de la pandemia y del confinamiento. En concreto, se especulo sobre que las diferencias entre las partes venían porque se abrían encontrado una zonas rocosas en el emplazamiento, y por tanto, Seguesa habría querido elevar el coste de la obra.

“Día Histórico”
En noviembre de 2018, todos los ojos y miradas de los segovianos recayeron en el nuevo proyecto del Colegio Concepcionistas. “Este día histórico supone una alegría muy grande para la congregación entera”, comentaba la madre Begoña de Pablo, antigua dirigente de la congregación.

Coincidiendo con el 125 aniversario de la llegada de la madre fundadora, Carmen Sallés, a Segovia, se realizó una puesta de la primera piedra por todo lo alto. Para dejar constancia de la fe, en este evento, las religiosas prepararon una arqueta con tres estampas, de María Inmaculada, San José y de la fundadora Carmen Sallés, que fue depositada en un trozo del terreno sobre el que se construirá el nuevo centro educativo.

“En otras obras se introducen monedas y otro tipo de cosas, pero para nosotras lo más importante y representativo va a ser eso, preparado con todo detalle, pues quedará ahí para que jueguen ese papel importante que necesita la obra”, explicó Begoña de Pablo. Esta, durante este acto, señalo que “el haber apostado por Segovia es muy significativo, es una herencia de nuestra madre fundadora”.

El plan inicial del colegio, que contará con algunas variaciones finalmente, se edifica en una parcela de unos 24.000 metros cuadrados que tiene la pretensión de albergar entorno a un millar de estudiantes de diferentes niveles educativos, desde Infantil, incluyendo el primer ciclo para niños de cero a tres años, Primaria, Secundaria Obligatoria y Bachillerato. Además de las propias aulas, el proyecto incluía: laboratorios, despachos, espacios comunes, así como un área deportiva, con pabellón cubierto y pistas abiertas.

Palacio
En la actualidad, la labor educativa de las madres concepcionistas continua desarrollándose en el Palacio del Conde Cheste, aunque no se tienen fechas del traslado al nuevo centro de El Sotillo, el futuro de este inmueble ha levantado todo tipo de especulaciones al respecto.

Debido, a como publicaba recientemente este periódico, el desalojo de este edificio sumaria un nuevo emplazamiento en el casco histórico de la ciudad que se quedaría vacío. No obstante, desde un primer momento se planteó la posibilidad de construir viviendas en él, respetando la fachada y el patio de la entrada, o la posible construcción de un hotel. Por el momento, se desconoce cuál será el futuro de este céntrico palacio, y sí a diferencia de otros, tendrá un nuevo ocupante cuando finalmente terminen las obras del nuevo colegio.