Pregón de las pasadas fiestas de San Rafael. / E.A.
Publicidad

Con la llegada del otoño los vecinos de San Rafael despiden el verano con la celebración de las fiestas en honor a San Rafael Arcángel, unas fiestas que este año no se han podido celebrar en las calles del núcleo espinariego y que se han vivido muy intensamente a través de las redes sociales. Fotos, vídeos y recuerdos de años anteriores han invadido los perfiles oficiales del Ayuntamiento y de muchos vecinos que comparten el deseo de superar la pandemia provocada por el coronavirus.

El Teniente Alcalde de San Rafael, Javier Hernando, ha querido mandar un mensaje de ánimo y agradecimiento a todos los vecinos. “Queridos vecinos y amigos. Hoy habrían comenzado las fiestas de nuestro patrón, San Rafael. Unos días de fiesta, alegría, hospitalidad y generosidad, marca de identidad de San Rafael. La pandemia nos ha cambiado la forma de ver la vida y nuestra forma de actuar. Por ello, tuvimos que cancelar todos eventos, celebraciones y, por desgracia, dejar atrás a muchos seres queridos. Hoy por hoy, puedo decir que estoy orgulloso de mí pueblo, San Rafael, de sus gentes, sus tradiciones y sobre todo por su comportamiento. No me gustaría terminar sin hacer mención a los que, a mi parecer, son los ejes de las fiestas: los quintos y las damas. No os penséis que esto se ha pasado y se nos ha olvidado, estamos aquí para lo que queráis y pensad que el año que viene (si Dios quiere) estaréis viviendo vuestras fiestas con más ganas, aún si cabe”, declara Hernando.

Este año no habrá procesión por las calles, ni dulzaina ni tamboril y tampoco habrá verbenas pero el objetivo es común. Las fiestas de San Rafael son siempre el final del verano en el municipio de El Espinar, un verano de lo más atípico pero que ha servido para demostrar que los espinariegos se encuentran comprometidos y dispuestos a vencer al Coronavirus lo antes posibles para volver a disfrutar de sus fiestas en las calles.

Descienden los casos positivos de coronavirus

El final del verano y del mes de septiembre se ha traducido en un descenso de los casos positivos por coronavirus en el municipio de El Espinar. Durante la última semana, el mapa de la situación epidemiológica que actualiza diariamente la Junta de Castilla y León coloreaba de verde a la localidad espinariega, lo que demuestra un claro descenso de contagios. Los datos reflejan que en los últimos siete días se han confirmado tres nuevos casos y en los últimos catorce son trece las personas que han dado positivo. Además, este dato arroja un halo de esperanza mayor debido a que el número de pruebas PCR que se están realizando ha crecido exponencialmente durante el último mes. En concreto son ya 1.068 pruebas las que se han realizado de las cuales 119 han sido positivas.

El Espinar suma ya 328 personas contagiadas, según los datos oficiales de la Junta, y en la actualidad existen 51 casos activos. Con estos datos en la mano, en el Ayuntamiento tienen claro que no es momento de bajar la guardia y sí de aumentar las precauciones al máximo. La llegada del frío, la apertura de colegios y el final de las vacaciones son momentos críticos que pueden hacer que la situación continué mejorando o por el contrario, empeore.

Miedo a un posible confinamiento de Madrid

Los datos de contagios por Covid-19 en la Comunidad de Madrid cada día son peores y los confinamientos por barrios hacen presagiar lo peor. Por el momento la situación se mantiene tranquila pero en los espinariegos ha empezado a crearse un mal estar por un posible segundo éxodo de población desde la capital ante un nuevo confinamiento total.
Si bien es cierto que la población ha disminuido notablemente desde principios del mes de septiembre, todavía quedan muchos vecinos que gracias al teletrabajo han decido quedarse en el pueblo a la espera de ver que sucede con Madrid. Cabe recordar que en el mes de marzo, cuando se decretó el confinamiento total, la población espinariega creció notablemente, creado un clima muy tenso en la localidad.