trafico cuellar
El concejal de Tráfico y el oficial de Policía Local explicando la nueva regulación de límite de velocidad. / C.N.

Tomás Marcos y el oficial de la Policía Local de Cuéllar, José María Pascual, explicaron este viernes cómo afectará a Cuéllar la nueva regulación de velocidad para las vías urbanas. Como parte de un nuevo Real Decreto en el que se modificaba la normativa de circulación, llega esta regulación de velocidad en los núcleos, que pretende ayudar a disminuir la siniestralidad vial. “El 82% de los fallecidos en 2019 ha sido en vías urbanas y sobre usuarios vulnerables: peatones, ciclistas o motoristas”, comentó el edil de Tráfico. Estas medidas a nivel estatal van a afectar a Cuéllar como a todos los municipios del país, donde se espera reducir hasta cinco veces el riesgo existente.

Así, se establece el límite de 20 kilómetros por hora en aquellas vías urbanas en las que acera y calzada esté al mismo nivel; en Cuéllar se trata de todas las vías encintadas. En el resto de vías urbanas se circulará a 30 como máximo. Excepcionalmente, el Ayuntamiento puede reducir, mantener o aumentar estas velocidades si las circunstancias son justificadas, como se va a hacer en las entradas de municipios. Esto es lo que explicó el oficial Pascual, que comentó que lo que se va a hacer es retrasar la señalización de entradas: acercarla más al casco urbano. En la carretera de Arévalo, la señal de 30 estará a la altura del Parque de la Diputación. En la carretera de Cantalejo, se hará lo mismo, manteniendo 50 kilómetros hasta los inicios de la rotonda de Glus-I. Por la entrada de la antigua CL-601, donde el inicio estaría a la altura del Restaurante Florida, “es absurdo mantener eso a 30 kilómetros, por lo que señalizaremos a la altura de Taller Opel Santa Clara”. Se mantendrá la señal de 50 en la carretera de Peñafiel hasta la altura de Muebles Aries, y en la de Valladolid, hasta Talleres López. El oficial explicó que se está intentando aprovechar los puntos en los que ya hay farolas, postes u otras señales. Por la carretera de Olmedo, la señal de 50 se mantendrá aproximadamente hasta el polígono El Silo, donde se colocará la de 30 kilómetros por hora.

Pascual explicó que no se señalizarán todas porque el límite es genérico, y hay que asimilar que lo que antes era 50, todo el casco urbano, ahora será 30. Sin embargo, en las zonas del casco antiguo sí se encontrarán las señales de 20, pero en todas las vías. Para no tener que señalizar todas estas vías que comparten el mismo rasante para calzada que para acera, se va a señalizar las entradas al casco antiguo. Estas vías serán la calle Palacio -bajo el arco-,el arco de San Andrés en la entrada a calle Magdalena, Plaza San Francisco, Balbino Velasco, Resina con intersección con Gabriel García Márquez, Travesía de la Cruz y Ronda de San Bartolomé hacia calle Segovia y Trinidad. Queda fuera de este entramado la calle Cogeces, que lleva su propia señalización en la plaza de San Andrés.

La semana que viene se inicia una campaña de velocidad dela DGT, por lo que habrá una vigilancia especial y el agente explica la precaución que se requiere, puesto que la sanción ahora excederá mucho más la velocidad sobrepasada; “si excede el límite en 60 kilómetros, si va a 90, es motivo de diligencias judiciales”. El agente hace una llamada a la cordura y la responsabilidad: “Hay que respetar la nueva señalización porque es lo que se ha establecido y el motivo es evitar accidentes graves”.

En cuanto a la propia señalización, desde el Ayuntamiento se ha querido ahorrar material y aprovechar señales usadas: se rotularán de nuevo, otras se cambiarán de posición y se añadirán algunas placas, pero no se ha comprado ninguna nueva. Se espera que a lo largo de toda la semana próxima se vayan instalando, a la vez que los conductores se acostumbran a los nuevos límites marcados a nivel nacional.