Las cuadrillas forestales llegan al 90% de las localidades de la provincia

Una treintena de personas han trabajado divididas en siete cuadrillas durante seis meses para realizar trabajos de prevención de incendios en el interfaz urbano forestal

Enmarcadas dentro del programa ELMET de la Junta de Castilla y León, y gracias a un presupuesto total de 450.000 euros, las cuadrillas forestales permiten cada año a la Diputación de Segovia contratar a lo largo de seis meses a personas demandantes de empleo para la realización de obras y servicios de interés, ligados a programas específicos de trabajos forestales y de mejora medioambiental.

Después de seis meses realizando labores silvícolas de prevención, conservación y mejora en los entornos de los municipios de la provincia, la treintena de operarios que han formado parte del programa de empleo forestal de la Diputación desde el mes de junio hasta ahora, recibían esta semana el agradecimiento de la diputada de Empleo, Promoción Provincial y Sostenibilidad, Noemí Otero, por el trabajo realizado en cerca del 90 % de las localidades de la provincia.

En opinión de Otero, quien agradece a los ayuntamientos que han servido de base la cesión de sus instalaciones y destaca que esta campaña ha sido especialmente intensa en las primeras semanas debido a las abundantes lluvias registradas durante la primavera, “conocer qué valoración hacen los representantes de los pueblos en los que se ha trabajado puede resultarnos de gran utilidad de cara al próximo año, ya que nos permitirá afrontar con mayor solvencia el informe y la valoración que se hagan desde el Área y, al mismo tiempo, nos permitirán saber qué trabajos forestales pueden resultar de mayor interés y qué necesidades existen en este sentido”.

Divididos en siete cuadrillas con sus correspondientes bases ubicadas en Ayllón, Otero de Herreros, Cantalejo, Carbonero el Mayor, Cuéllar, Fuentidueña y Navafría, los 22 peones forestales y siete capataces han llegado a acondicionar, liderados por el técnico forestal Alfonso de Benito, un total de 260 hectáreas de superficie pertenecientes a 259 núcleos de población, centrado los trabajos en la prevención de incendios en el interfaz urbano forestal. No en vano, estas labores de prevención han representado el 70% de las actuaciones, a las que hay que sumar tareas de mejora -por medio de la apertura de fajas auxiliares contra incendios- de recuperación de sendas o de conservación de riberas.