Las campeonas celebran el ascenso en el caño de la localidad.
Las campeonas celebran el ascenso en el caño de la localidad. / Mónica Jiménez
Publicidad

Se podría decir que este municipio es la ‘capital’ del balonmano, gracias a las hazañas que ha logrado el Balonmano Nava llegando hasta la ASOBAL, pero esta vez no han sido ellos los protagonistas. Esta semana, las chicas del Nava Pádel Indoor Femenino pueden considerarse unas ‘naveras guerreras’ y es que han conseguido superar la fase de ascenso y llegar a segunda división.

En la fase de grupo quedaron terceras, en un grupo bastante duro, pero aún así lograron colarse en la pelea por el ascenso. Primero tuvieron que ganar al equipo vallisoletano ‘Pádel De La Raqueta’. La siguiente semana siguieron la lucha contra ‘The Player’, un equipo de un club dónde se ha celebrado la Final Four, por lo que la hazaña de las naveras es digna de reconocimiento.

El último paso fue fijarse como terceras en la Tercera División de la Liga por lo que solo les quedaba jugar la final para conseguir ese tan ansiado ascenso a segunda división, ya que llevaban años quedándose a las puertas de conseguirlo.

El partido definitivo se celebró el pasado sábado contra el Equipo ‘Asercomex Universidad De Burgos’ en el que ganaron el encuentro por 3-2 y por tanto consiguieron el ascenso.

Toda la semana transcurrió con muchos nervios para las chicas que entrenaron el miércoles día 1 de mayo con buenas sensaciones, pero siempre con prudencia y mucho respeto al rival. Llegó el Sábado y todo era Ilusión y nervios para ellas. Saltaron a la pista, en primer lugar, Laura y Mónica que conseguirían ganar el primer partido con altibajos en el juego, pero con solvencia. Después, Elsa y Laura, conseguirían ganar el segundo partido, mostrándose infranqueables ante sus rivales. A continuación llegó la ansiada y definitiva 3 victoria del día por parte de las jóvenes del equipo Sandra y Carmen, las cuales no dieron opción a sus rivales- Los otros dos partidos, ya con la clasificación en la mano, acabaron perdiéndose muy ajustados. Tanto Miriam y Virginia que perdían en el tercer set, como Conchi y Ángela que perdieron por un doble 6-4.

Mónica, la capitana del equipo y Laura afirman que “nos sentimos muy orgullosas del comportamiento del equipo y de su compromiso. Somos sólo 13 chicas de un pueblo pequeño y de un club muy pequeñito y competimos contra Burgos, Valladolid, Ávila, Zamora, etc., las cuales cuentan con 18, 19 o 20 personas en sus equipos y conseguir tener semana a semana gente para jugar y un conjunto competitivo para realizarlo tiene mucho mérito. Así que solo podemos dar las gracias a los aficionados que nos acompañan siempre y a nuestros patrocinadores, que sin ellos no sería posible.”

Ahora estas chicas van a tener que luchar en una liga mucho más competitiva y exigente, pero lo afrontarán con muchas ganas y optimismo, dejándose la piel en casa partido como han hecho hasta ahora. Su objetivo principal es mantenerse en esta nueva categoría, pero si tienen posibilidad, van a luchar hasta el final para lograr el ascenso a Primera División.