plaza toros riaza
Paseíllo de un festejo en el coso taurino de Riaza, que se levanta sobre la Plaza Mayor. / A.M.

El Ayuntamiento de Riaza aprobó en el Pleno del pasado 12 de agosto la suspensión de las fiestas patronales de la Virgen del Manto y Hontanares, previstas para el 8 de septiembre y del 11 al 19 del mismo mes, por la situación generada por la pandemia. Esta cancelación lleva implícita la supresión de eventos multitudinarios como los festejos taurinos, actividades deportivas tradicionales como la pelota mano, el chito o los bolos, o el programa cultural y musical, además de sus afamados ‘porrones’.

Ante esta situación, las asociaciones de la villa de ‘El Rasero’, ‘El toro de los mozos’ y la ‘Peña Taurina’ emiten un comunicado conjunto expresando su “firme oposición”; ya que consideran que la decisión del Ayuntamiento es “injusta e injustificada” al ver cómo otras localidades sí están llevando a cabo este tipo de actividades y aseguran que “atenta contra la cultura, historia, esencia y tradición” de la villa. Advierten, además, que “podría tener consecuencias en el futuro” para la localidad, que cuenta con documentos que exponene que Riaza ya acogío festejos taurinos en 1457, según las Ordenanzas Municipales.

Desde el equipo de Gobierno local  (Partido Popular) no se han pronunciado de forma pública, pese a reunirse este lunes a las 20.00 horas y atender la llamada de El Adelantado posteriormente. De momento, se mantienen en silencio, aunque todo apunta a que en los próximos días emitiran un comunicado. El año pasado, a través del alcalde, Benjamín Cerezo, ya manifestaron en este medio que el hecho de no poder albergar encierros, evento que en estos momentos no está permitido por la Junta de Castilla y León, hacía inviable la celebración de espectáculos taurinos vespertinos en la plaza; puesto que los festejos populares matinales generan un importante impacto económico para los establecimientos hosteleros con los almuerzos y comidas.

toros encierro riaza
Encierro de Riaza. / A.M.

Por otro lado, se llegó a plantear instalar una plaza de toros en un lugar diferente al habitual, en el que se levanta sobre la Plaza Mayor una portatil diseñada por ese espacio a modo de coso formando un enclave único, una idea que tampoco cae bien entre los colectivos al “atentar contra nuestra historia y patrimonio cultural”. Explican que “es el espacio más pintoresco y emblemático de la villa” y que un escenario así apenas lo conservan municipios como Peñafiel, Chinchón o Pedraza.

Las tres asociaciones ponen en valor el programa de actividades que normalmente se desarrolla en los días festivos de Riaza, en los que “el toro bravo es el eje conductor, junto con la música”. Recalcan que “es innegable” que los vecinos de la villa tienen “su arraigo” en la celebración de diferentes festejos relacionados con el toro.

En definitiva, para estos grupos de vecinos, la suspensión de las fiestas “rompe con la historia y la tradición” de la villa y con “el prestigio” ganado en los últimos años como “referente torista”. Para terminar, solicitan que “gobernantes actuales y futuros recapaciten al respecto y juntos trabajemos por preservar y fomentar nuestras tradiciones”.