Iglesia de San Miguel Arcángel, izquierda y Portada de dicho templo, derecha. / Jose Antonio Santos
Publicidad

La historia de Languilla comienza en la Edad Media. Se supone que su nombre proviene de sus repobladores, que venían de Soria, provincia con la que linda, más concretamente de Langa de Duero. La pequeña localidad de Languilla, que cuenta en su censo con 87 habitantes, forma parte de la que fue la Comunidad de Villa y Tierra de Ayllón y administrativamente, desde hace siglos, mantiene unido a su Ayuntamiento a la población de Mazagatos.

Mazagatos está situada junto al río, cerca de la carretera que une Ayllón y Aranda de Duero y su población en el año 2018 era de 28 vecinos. Su nombre no ha variado desde 1587. Proviene de un nombre de persona que deriva del latín ‘Maceratus’ aunque esta no es la única posibilidad porque, si descomponemos el nombre, obtenemos Maza, del árabe Mancil, que significaría ‘venta’ y gato, nombre de persona proveniente de un apodo… Con lo que el nombre de esta población podría significar ‘La venta del gato’. Los grabados que se han encontrado en la zona de esta pequeña población indicarían que, en el pasado, fue muy importante.

Mazagatos hoy sigue teniendo población pero, el municipio de Languilla contó con otras poblaciones que actualmente son despoblados en los que solo quedan los cimientos de lo fueron sus construcciones: Rodrigo y Gargavete, así como un monte y un bosque o soto que pertenecía a la Condesa de Montijo. Por el término municipal, trascurren dos ríos, el Aguisejo y el Riaza, cuyas aguas se unen a pocos metros del pueblo.

Su ubicación no es casual. La falda de un cerro resguarda a la población de la climatología adversa ayudando a aprovechar al máximo todos los rayos del sol. Sus casas, construidas en adobes y piedras extraídas de las que fueron sus famosas canteras, de las que se extraía piedra del color rojizo, propio de las calizas, conservan el estilo de las construcciones tradicionales castellanas.

Esta pequeña localidad, ubicada en el límite de la provincia con Soria, se encuentra a 43 km. de Burgo de Osma y a casi 6 km. de Ayllón, a 12 km. de Maderuelo. En el pueblo se habla de que en sus alrededores se vivió una potente batalla durante la Guerra Carlista, en el siglo XIX. Un ligero velo de la historia que nos trae al día de hoy a la columna que, en aquellos tiempos, entró en Segovia por Ayllón.

Patrimonio

El patrimonio de Languilla cuenta la iglesia de San Miguel Arcángel, un templo que conserva, de la antigua iglesia románica, una monumental portada que se abre en uno de sus muros.

La portada se compone de varias arquivoltas abocinadas y decoradas con motivos geométricos al más puro ‘estilo soriano’. Sobre las columnas, se encuentran sus capiteles, realizados con auténtico mimo, que muestran un amplio repertorio de escenas bíblicas. En estos capiteles pueden ver escenas de Adán y Eva en el Paraíso, de la matanza de los inocentes y, de la decapitación de San Juan Bautista… Estas obras fueron realizadas, o así lo parece, por los mismos maestros canteros que intervinieron en la Catedral de Burgo de Osma. En el interior del templo destacan varios retablos y una cruz procesional realizada en plata, en Siguenza, en el siglo XVI.

Además de esta portada, en la iglesia de Languilla es conveniente fijarse en los restos del pórtico románico exterior, aunque hoy se muestra muy transformado. De este templo, también son destacables los capiteles del arco triunfal, principalmente el que muestra a dos leones con afilados colmillos en sus bocas.

Cerca de allí, en la población de Mazagatos, en la carretera que une Ayllón y Maderuelo, encontramos otro templo, la iglesia de San Juan Bautista, rodeada de campos de cereal y el soto del río Aguisejo.

La visión del templo es evidente por su gran espadaña pero de esta iglesia, de su época románica, solo queda una sencilla portada con cuatro arquivoltas completamente lisas sobre columnas y jambas y, capiteles también lisos. En el interior del templo, del estilo románico de su portada, solo se conserva una pila bautismal.

Es propio del municipio que sus construcciones tengan un cierto tono rojizo por la piedra caliza que se encuentra en el entorno, en sus conocidas canteras. Es un hecho que de ellas proviene la piedra que fue utilizada en la construcción de la iglesia de San Miguel Arcángel y algunas casas del pueblo. Las canteras hoy, ya no están en activo.

Entorno natural de Languilla

Los parajes de esta localidad son realmente bonitos y bañados por las riberas de los ríos Aguisejo y Riaza. En estos parajes se encuentran álamos, fresnos y chopos y sus correspondientes tierras de cultivo, motor de la economía de la zona.
El río Aguisejo nace en la Sierra de Ayllón, pasa por Grado del Pico, Santibañez de Ayllón, Estabanvela, Ayllón, Mazagatos y, desemboca en el río Riaza, en Languilla.
Por su parte, el río Riaza, nace en Fuente del Cancho, ubicada en la Fuente de la Pedrosa, para desembocar en el margen izquierdo del río Duero, en Roa, en la provincia de Burgos. Este río, a su paso por Maderuelo y Montejo, forma unas hoces declaradas Parque natural de las Hoces de Río Riaza, donde encontramos una amplia presencia de buitres. Este parque fue propuesto y puesto en marcha por el querido naturalista, Félix Rodríguez de la Fuente.

Fiestas

En Languilla, su fiesta principal es la de su patrón, San Miguel Arcángel, el día 8 de mayo; el Santo Cristo de la Salud, el segundo domingo de septiembre y Nuestra Señora del Rosario, el primer fin de semana de octubre.

En Mazagatos, los vecinos celebran la fiesta de San Juan Bautista, el 24 de junio y la Virgen de Fátima, el día 13 de mayo.

Durante las fiestas del municipio, existe la tradición de bailar ante las imágenes en las procesiones y durante las jornadas festivas, intentan mantener vivos los juegos tradicionales como el chito o los bolos y las mujeres, al igual que en otros lugares, juegan a las cartas. Su gastronomía, más aún en fechas como estas, está basada en los platos típicos y tradicionales de la zona como el cordero asado.

La localidad cuenta con una asociación cultural ‘La Olma’, que fue creada en el año 1989 que dispone de un centro cultural en el que se realizan diversas actividades y ahora, recopila fotos de los vecinos, antiguas, para recordar cómo ha sido la evolución de esta pequeña localidad.

El alcalde de Languilla desde el año 2007 es Óscar Ramírez (PP).

Ramírez cuenta que desde que comenzó la declaración de alarma a causa de Covid-19, la población de la localidad ha aumentado: “Somos al menos 150 vecinos” . Dice el alcalde que, desde que comenzó la pandemia, algunas personas que habitualmente viven en Madrid y tienen casa en el pueblo, ante la situación que se está viviendo, cuando se suspendieron los colegios en la Comunidad de Madrid, decidieron que el confinamiento se podía pasar mejor en Languilla y, aquí están.

En principio, estas familias pensaron que el asunto no sería tan dramático como ha resultado ser y lo tomaron como unos días de descanso, de vacaciones… “unos se fueron a la playa y… otros, al pueblo”, comenta Ramírez. Al preguntar si hay alguna persona contagiada en la localidad, el alcalde comenta que no, “no hay ningún vecino contagiado o al menos no se conoce con certeza porque no han hecho pruebas a nadie pero, ha habido algún fallecimiento de personas del pueblo que vivían en Madrid”. También explica que algunos vecinos de Languilla están convencidos de haber pasado el contagio del virus, les parece que ellos han tenido los síntomas pero “todo queda en eso, en incertidumbre”.

La población de la localidad vive principalmente de la agricultura y la ganadería, no tiene restaurantes ni casas rurales (aunque hace tiempo funcionó una) pero, tiene movimiento turístico a través de pueblos emblemáticos como Ayllón o Maderuelo, que se encuentran a pocos kilómetros.

La receta

Es sabido por todos que con el estado de alarma, que ha producido el cierre de los restaurantes, el consumo de cordero lechal, muy ligado al sector turístico, se ha visto afectado en provincias como la de Segovia. Esta circunstancia ha impulsado a Sofía, natural de Languilla pero residente en Madrid, a la hora de pasarnos su receta de esta semana a fomentar el consumo de la carne de cordero. ‘Chuletas de cordero al horno con base de patata pimiento y cebolla’.

Ingredientes para cuatro o cinco personas: una pierna de cordero hecha chuletas (si está deshuesada será aún mejor), también se puede preparar este plato con chuletas de costilla. Tres o cuatro patatas, medio pimiento verde, medio pimiento rojo, una cebolla, tomate frito, aceite de oliva y sal.

Modo de prepararlo: Se pinta con aceite de oliva la base de una cazuela de barro o una fuente de horno. Se cortan las patatas al estilo ‘panadera’ y, los pimientos y la cebolla en juliana. Se sazona todo al gusto, se mezcla y se cubre con ello la base de la cazuela. Se hornea a 200º durante 45 min. o hasta que la patata está casi hecha. Pasado este tiempo, se añade a esta base cinco cucharadas de tomate frito y se mezcla con las patatas, el pimiento y la cebolla. Se sazonan también las chuletas y se van colocando sobre la base. Se hornean durante 20 minutos o hasta que las chuletas estén doradas (no es necesario que se les dé la vuelta) y estará listo para comer.