Aún quedan símbolos franquistas en la provincia. /E.A.

El pequeño núcleo de Laguna Rodrigo, dependiente de Santa María la Real de Nieva, ha retirado los últimos vestigios franquistas de sus calles, con el cambio de nomenclatura, al entender que se incumplía la Ley de Memoria Histórica. El Ayuntamiento atiende así la petición del grupo de Compromís en el Senado, de cambio de nombres de espacios con denominaciones franquistas, dentro de una campaña que el grupo político está llevando a cabo en todo el país.

En una nota enviada por Compromís, el Ayuntamiento de Santa María informa del acuerdo adoptado en pleno, por el que se acuerda, por seis votos a favor y una abstención, el cambio de nombre en Laguna Rodrigo, de la Plaza de Franco y la Travesía de la plaza de Franco, por el de Plaza Mayor y Travesía de la plaza Mayor.

Desde Compromís muestran su satisfacción por la aceptación que está teniendo su campaña, a la que han respondido más de 600 municipios. “La campaña, visible en la web senat.compromis.net, ha conseguido que las autoridades se arremanguen a la hora de eliminar de una vez, tras más de 40 años de democracia e incumplimiento de la ley, cientos de espacios dedicados a la gloria del Caudillo, Primo de Rivera, Francisco Franco, héroes, mártires, sanguinarios militares y rémoras de quienes se sublevaron”, concluyen.