La subdelegada reitera la prohibición del baño en las fuentes de La Granja

María Teresa Rodrigo aboga por la colaboración entre administraciones y vecinos para evitar destrozos en el patrimonio y situaciones de riesgo para los ciudadanos

La Subdelegación del Gobierno reitera la prohibición del baño en las fuentes monumentales del Palacio Real de La Granja. Este fue uno de los temas tratados ayer en la junta de seguridad ciudadana celebrada en el Real Sitio de San Ildefonso, presidida por la subdelegada, María Teresa Rodrigo, y el alcalde, José Luis Vázquez.

La semana pasada el Ayuntamiento granjeño dictó un bando, haciéndose eco de la recomendación de Patrimonio Nacional, por el que se advertía que se arbitrarán medidas para evitar el baño el 25 de agosto, festividad de San Luis, para “salvaguardar, tanto la protección de las personas como de las fuentes monumentales”.

La subdelegada del Gobierno afirmó ayer que “en este momento tenemos elementos para prohibir de forma taxativa el baño en las fuentes, primero, por un respeto al patrimonio de los jardines reales, y por otro, por la seguridad de los propios ciudadanos”.

María Teresa Rodrigo destacó que también existen motivos económicos, “ya que la restauración de las fuentes después de esa jornada festiva, ha supuesto inversiones de hasta 20.000 euros, y en este momento, el dinero de todos los ciudadanos hay que gestionarlo de manera prudente y eficiente, y no podemos consentir que la situación actual continúe”.

En este sentido, la subdelegada instó a “la colaboración de los granjeños para evitar que se aprovechen los actos de San Luis para bañarse en las fuentes, lo que, además de los consiguientes destrozos a nuestro patrimonio, acarrea un importante peligro para los ciudadanos”. “Creo que con la colaboración de los vecinos del Real Sitio va a ser posible. Me consta que el alcalde ha hablado con las peñas y vecinos para evitar problemas, por lo que le felicito”, apuntó la subdelegada. También subrayó que “la cooperación entre las administraciones y los ciudadanos facilita que todos puedan disfrutar con normalidad de estas fiestas”.

Por lo que respecta al dispositivo de seguridad para las fiestas de San Luis, incluye una serie de medidas preventivas, principalmente para los momentos y los actos en los que se prevé una mayor afluencia de personas, como los conciertos, los encierros, la judiada y los actos del día de San Luis.

La subdelegada destacó que “el objetivo es que todos puedan disfrutar de estas fiestas con total tranquilidad y seguridad”, al tiempo que animó a los ciudadanos a que “participen en los actos festivos”.

También aconsejó “responsabilidad con el consumo de alcohol”, y que “no se beba si después se va a coger el coche”. En referencia a este asunto, María Teresa Rodrigo anunció que la Guardia Civil establecerá controles de alcoholemia en las carreteras de acceso y cercanas al Real Sitio.

Concienciación

El alcalde del Real Sitio de San Ildefonso, José Luis Vázquez, manifestó ayer que “las peñas de La Granja nunca van a ser la justificación ni la disculpa para que algo tan nuestro, como el espectáculo de las fuentes, desaparezca de su programa de fiestas, no tanto por la conservación de los monumentos, sobre los que los vecinos nunca han querido atentar, sino por la seguridad de las personas”.

Vázquez confía en que las peñas hayan entendido, tras la reunión de la semana pasada, “que sería terrible para nuestras fiestas que el luto tiñera esas fechas. Lo importante es poder seguir disfrutando de las fiestas, mojándonos, y con la posibilidad de que la banda y las charangas acudan al espectáculo, así como personas disfrazadas, eliminando la prohibición que Patrimonio Nacional tenía en ese sentido”. Entre otras propuestas acordadas con el Estado, el alcalde destacó que Patrimonio subvencionará unas camisetas con mensajes de concienciación, que apelen a la prohibición del baño en las fuentes, y a la seguridad de los ciudadanos.

José Luis Vázquez recordó que a los juegos de agua de las fuentes monumentales suben miles de personas, y la mayoría de los que se bañan no son de La Granja, “por tanto, los mensajes deben estar cargados de respeto a las fuentes y al patrimonio, y perpetuar nuestras fiestas con la máxima seguridad. Aquellos que se metan en las fuentes serán sancionados a título individual, pero no será la disculpa para que las fuentes dejen de estar en nuestro programa festivo”.