La participación de menores, otro reto para la Junta de Seguridad

El Palacio de Pedro I acogió la reunión preparatoria para el desarrollo de los encierros taurinos, que estarán marcados por la puesta en marcha de nuevas medidas preventivas

0

Quedan 16 días para que el primer encierro de Cuéllar de 2016 recorra las calles y la Junta de Seguridad ya se ha reunido, como es de rigor, para repasar todos los dispositivos que se desplegarán en estas fiestas.

Las fuerzas de la Guardia Civil que velarán por la seguridad ciudadana y la de los festejos, tanto de campo como en la plaza, queda en un promedio de 41 efectivos al día y 24 vehículos, además de un helicóptero, como así informó el Capitán del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil. Le acompañaron otras personalidades, junto a los portavoces de los grupos municipales, representantes de las asociaciones de caballistas, el Jefe de la Agrupación Local de Protección Civil, la Jefa de Control de Calidad del Servicio Territorial de Fomento y el Secretario de la Subdelegación de Gobierno, como sustituto de la propia Subdelegada de Gobierno. A su finalización el concejal de Tráfico y Seguridad Marcos Rodríguez informó de las medidas que se tomarán este 2016, que aseguró que este año cuenta con la complicación extra de las nuevas medidas para caballistas. Afirmó que para que no se infrinjan las normas y se respete el terreno privado se van a mantener reuniones informativas. Indicó que este año existen menos problemas porque hay menos cultivos, más secano, que elimina complejidades. Les preocupa sobre todo el corte de la SG-205, carretera de Cantalejo, que en esta ocasión pasa de las 7.50 a las 8.05 horas, considerado así por el Jefe de Tráfico de Segovia, puesto que la salida de las reses es a las 8.00 horas. Según Marcos Rodríguez, el uso del helicóptero se contempló como una buena medida pero siempre a la altura que menos perjudique a la manada y no ocasione problemas; “no va a localizar una res pero sí otra serie de problemas, comentó. Según el concejal, se ha hecho bastante hincapié en contar con el escuadrón de caballos de la Guardia Civil, que se solicitó a principios de año, pero el Ayuntamiento recibió la respuesta negativa. “Es una de las reivindicaciones que siempre hacemos a la Subdelegación de Gobierno, se lo hemos trasladado al Comandante, y esperemos que en los años sucesivos podamos contar con ellos”, señaló el edil. Afirmó que este hubiera sido un buen año dadas las medidas adoptadas, “que no son gratas de tomar, pero por la propiedad y el buen hacer de las cosas, no ha quedado otro remedio”. Destacó que hubiera venido muy bien para evitar las difíciles opciones de sanción “tan desagradables”. También se puso sobre la mesa el hecho de que el año que viene se contará con un añadido, un hándicap importante, como son las Edades del Hombre, y se espera que sea aliciente para poder contar con dicho escuadrón.

En cuanto a la Policía Local, se contará con 7 miembros durante el encierro y por la tarde disminuirá a 4 o 5, dependiendo del día. De Protección Civil serán 15 los efectivos para el encierro, pero con especial atención a la entrada y salida de los festejos de la Plaza de Toros, en los que se contará con 7 miembros que faciliten el flujo de público. Se desplazará personal de La Granja, Valsaín, El Espinar, San Cristóbal de la Vega y Villamuriel de Cerrato (Palencia), lugares con los que colabora la plantilla cuellarana.

menores Según lo comunicado, en la Junta de Seguridad se dio especial importancia a los menores. de 18 años; “es algo que nos preocupa mucho, al igual que personas mayores”, comentó Rodríguez. El objetivo es invitar a salir del recorrido a todos los menores o personas cuyas capacidades estén mermadas, por la seguridad de todos. Se hará especial incidencia en este tema tanto en el encierro como en las probadillas, que se verá apoyada por Guardia Civil, que va a colaborar también en los festejos de la Plaza de Toros. Por su parte, las peticiones del personal sanitario han sido a la hora de atender a pacientes, que obtengan la debida protección de masificaciones, algo sobre lo que se actuará con diligencia. El dispositivo será similar al de otros años.

Otra de las peticiones que se comunicó fue la de especial atención a los vehículos autorizados, así como a las personas, también autorizadas, en el callejón. Rodríguez aseguró que se identifica al personal y se va a contar con seguridad privada como en otras ocasiones. Respecto a los vehículos, la señalización y la imposición de efectivos tras la salida de los corrales parece dar resultado en cuanto al comportamiento del público que acude con su coche particular. “Creo que la gente se está concienciando de que este recorrido no se puede hacer como el de los encierros de otros sitios, al libre albedrío”, indicó. Igualmente, Marcos comentó que este año, las órdenes solo seguirán un camino a través de los walkie-talkies que se habilitarán entre operarios, seguridad y él mismo, para evitar situaciones de confusión. En los corrales, las medidas serán las mismas: se mantiene la prohibición de golpear las puertas y las autoridades ocuparán el burladero adyacente.

Con este cúmulo de medidas, entre otras, se espera que las fiestas transcurran sin incidentes.