Virgen del Henar
Llegada de la Virgen del Henar a las afueras del templo de El Salvador. / C.N

Los cuellaranos esperaban ansiosos en los alrededores del templo de El Salvador la llegada de su venerada Virgen del Henar. Hace 50 años que la imagen no pisaba las calles de la localidad y la emoción se apoderó de todos los allí presentes. Una comitiva de coches antiguos dio paso a la llegada de la Virgen desde el Santuario y en furgoneta. A su salida, aplausos y vítores anunciaban una tarde llena de emoción por recibir a la Morenita de Castilla.

La Virgen fue colocada en un pequeño altar en los jardines de la parte baja de la iglesia, rodeada de devotos. La Cofradía de Santa Águeda recibió a la imagen ataviada con traje regional y con un arco de flores que abrió la procesión durante todo su recorrido. Una lectura, rezos y algún poema sirvieron para dar paso a la procesión, la parte festiva de este recibimiento. Los vecinos se agolpaban por los alrededores del templo y en los balcones.

Así comenzó el recorrido, como no podía ser de otra manera: entre jotas. Las dulzainas, el tamboril y las tejoletas resonaron en este momento histórico para Cuéllar. La Virgen del Henar avanzó por la Plaza de la Cruz, la calle Diego Velázquez, Chorretones, Parras, Santa Cruz y llegó a la Plaza Mayor; ya en el templo de San Miguel se realizó la ofrenda floral. Decenas de niños, además de fieles de todas las edades, quisieron ofrecer una flor a la Virgen en señal de agradecimiento y devoción a la patrona de Castilla y León.

Virgen del Henar
Decenas de danzantes quisieron acompañar a la Virgen del Henar. / C.N

Esta primera llegada a la localidad es solo el principio de una semana llena de actos en los que la Virgen del Henar estará muy presente en toda la villa. Hoy mismo visitará a las hermanas del convento de Santa Clara, y mañana a las concepcionistas. Después llenará de júbilo las residencias de ancianos de Valdihuertos y El Alamillo, para acudir por último a la iglesia de San Miguel, donde se quedará para el triduo en su honor y hasta el domingo. Será ese día, 5 de junio, cuando la Virgen salga a la Plaza Mayor y vuelva a procesionar, esta vez hasta el Castillo, donde la recibirá una comitiva de caballistas. En calesa será desplazada hasta El Henar, donde más danzantes la recibirán en esta vuelta a su casa.

Concluye así esta ruta de visitas a las localidades de fieles de la Virgen del Henar, que tiene Cuéllar como punto clave y parada importante, y donde los vecinos gozan ya de una semana de compañía de la Morenita.