Procesión de la Virgen de la Palma en Cuéllar.

La villa acaba de dejar atrás las fiestas patronales pero este mes cuenta con un gran número de eventos y festividades. Una de ellas es la que ha ocupado este fin de semana y a la que todavía le queda la jornada de hoy y la de mañana: la fiesta del barrio de El Salvador, El Henarillo.

Esta peculiar fiesta en la que la Cofradía de la Virgen de la Palma cobra protagonismo, revive cada año la tradición de un barrio en el que sus hermanos guardan las costumbres que sus antepasados se ocuparon de asentar. Desde que el viernes se celebrara la “cena del escabeche” entre los hermanos cofrades, las actividades se han ido sucediendo, también para todo tipo de público. La tarde se lleno de toros para los más pequeños con juegos y toros gigantes de la mano de la asociación Ehtoro, y la noche contó con una de las citas ineludibles para la juventud cuellarana: djs en la Plaza de la Cruz ; la sesión Summer Nights hizo de l velada otra noche festiva en la villa. Pero que la noche se alargara no es óbice para no ser puntual en la cita con la Virgen de la Palma. Desde las 11.00 horas, el templo de El Salvador se llenó de fieles del barrio para la eucaristía, presidida por la imagen. Presentes en ella, el mayorodomo de este año, Luis Alberto Quevedo Varas, junto al resto de hermanos, la riena de las fiestas y la dama, mujer e hija del mayordomo.

La Virgen de la Palma vuelve a recorrer las calles del barrio de El Salvador
Mayordomo, reina y dama de El Henarillo 2022.

Los cohetes resonaron como cada año en el barrio gracias a los vecinos, y así, al son de la dulzaina, comenzó la procesión. Las ganas de danzar ante la Virgen de la Palma quedaron patentes justo al inicio de esta procesión; cofrades y vecinos se colocaron en hilera frente a la Virgen de la Palma para bailar jotas y disfrutar de esta tradición. Dos años sin poder bailar y honrarla de esta manera hicieron que se animaran muchos vecinos, también del resto de Cuéllar, que hacen de la fiesta de El Henarillo un día de celebración.

Al barrio de El Salvador, que ayer disfrutó de un concierto vespertino de Tierra Antigua, le quedan hoy sus tradicionales sopas de ajo, y la degustación de patatas con carne en el atrio de la iglesia mañana, acompañado del sonido de la concentración de dulzainas típica para amenizar la espera. Dos jornadas más de cumplir con los ritos de este barrio cuellarano.

La Virgen de la Palma vuelve a recorrer las calles del barrio de El Salvador
Procesión de la Virgen de la Palma 2022