Cuéllar vuelve a contar con cine este próximo sábado 7 de diciembre, con Frozen 2. / C.N.
Publicidad

Varias concejalas del Ayuntamiento de Cuéllar daban la esperada noticia ayer ante la inminente llegada del puente de la Constitución; la villa, por fin, vuelve a tener cine en la sala cultural Alfonsa de la Torre.

Raquel Gilsanz y Maite Sánchez detallaron las condiciones de este servicio que va a ofrecer Eresma Audiovisuales SLL, la misma empresa que sirve el cine en la localidad de Pedrajas. Las ediles explicaron que se ha firmado un contrato menor para cuatro meses, para poder ofertar este demandado servicio en Cuéllar. “La gente lo estaba pidiendo pero las cosas hay que ahcerlas bien”, comentó Gilsanz, que explicó que para no demorarlo hasta abril, se han decantado por esta opción, pero su deseo es sacar a licitación el cine por dos años e incluido el cine de verano.   Esa licitación será abierta a todas las empresas interesadas, y les consta que habrá bastantes ofertas, que se estudiarán. Sin embargo, el acuerdo firmado con la empresa de Pedrajas contempla para la entidad un precio fijo de 3.200 euros por los cuatro meses, más la recaudación de la taquilla.

Hoy mismo, el personal de la empresa está montando el proyector que manejarán las técnicos de Cultura de la sala después de una formación. Las entradas se podrán adquirir, de momento, en la sala cultural y por teléfono; más adelante estudiarán la posibilidad de poderlas adquirir por internet. El precio se va a mantener a cinco euros, y respecto al quiosco instalado la temporada pasada, su idea es no abrirlo. Dejan abierta la posibilidad de  que sean empresas de Cuéllar las que vendan allí o, de momento, que  el público lo adquiera en los comercios habituales de la villa. En cualquier caso, el concepto es no hacer competencia desleal a los comercios cuellaranos y facilitar un servicio de cine que no haga desplazarse a los vecinos. Se ofrecerán entre cinco y seis sesiones semanales que empiezan este mismo sábado 7 de diciembre con la proyección del estreno Frozen 2. Se proyectarán dos sesiones por día. Los sábados y domingos se establecerán sesiones a las 18.00 y a las 20.30 horas, y el lunes a las 17.30 y a las 20.00 horas. Este es el horario principal, sujeto a algún cambio debido a los múltiples usos de la sala cultural, aunque se mantendrán el número de sesiones.

Se han planificado dos sesiones los sábados, domingos y lunes

Las conversaciones entre la empresa y el Ayuntamiento han determinado que lo que se traigan sean estrenos actuales para dar ese servicio a la ciudadanía, pero más adelante se pretende abrir a otros géneros y tipos de películas. Como idea, la concejal de Cultura apuntó el cinefórum o ciclos de cine antiguo, cortometrajes y otras proeycciones más alternativas que sí tienen su público en la villa.

Desde el Ayuntamiento esperan que la sala llene sus 133 butacas de visibilidad completa, dada la demanda de cine. Igualmente, aseguran que no irá en detrimento de otras actividades de cultura, y que se compensarán las infantiles con las de adultos.