Momento del debate en el pleno de Cuéllar durante la sesión del pasado jueves. /EL ADELANTADO
Publicidad

El primer pleno del Ayuntamiento de la villa trató los asuntos referentes al funcionamiento del Consistorio. Esta convocatoria versó sobre los principales nombramientos y las atribuciones y características que tendrían los cargos del Ayuntamiento. Durante el mismo también se debatió la modificación en las cuantías que recibirían los diferentes miembros por asistir a las reuniones y los órganos que se encuentran en la institución, lo que provocó el enfrentamiento entre los representantes de la Corporación Municipal y la oposición.

La sesión plenaria celebrada el pasado jueves 4 se planteó con 19 puntos a aprobar. El punto 16 del orden del día versó sobre la modificación en las retribuciones económicas que reciben los miembros de la mesa. Esta propuesta se llevó al pleno puesto que para aprobar la medida es necesario cambiar el artículo 25 de las bases de ejecución del ‘Presupuesto sobre cuantías de las asistencias de los miembros de la Corporación a Órganos colegiados de la misma’.

La concejala Nuria Fernández (PP) rechazaba la propuesta de la Alcaldía para modificar la periodicidad y forma de los órganos municipales en que se reúnen los concejales y la corporación. Al comienzo de su intervención advirtió al edil que el punto del día que trata la propuesta no se había planteado dentro de las comisiones municipales y señalaba que el partido en que ostenta la Alcaldía lo había hecho “de forma unilateral”. Asimismo, preguntó a la mesa sobre el funcionamiento de esta votación y los cambios, algo que le aclaró el secretario allí presente. Desde el punto de vista de la concejala popular, su pregunta denotaba que no se había tratado el tema o se había explicado al resto de concejales, como según ella, debería haber ocurrido.

Fernández destacó en el pleno que quería comentar los nuevos gastos a “aquellos que no han tenido la posibilidad de ver los documentos como yo” . La concejala popular señaló que las comisiones pasarán de tres a cinco y de celebrarse una vez cada dos meses a ser mensuales, lo que supone un mayor gasto económico. Asimismo también quiso recalcar que la comisión informativa pasa de cobrar 40 a 50 euros y las juntas de gobierno local (donde recalcó que solo participa el equipo de gobierno) pasan de 50 a 70 euros. Asimismo, Fernández afirmó que pedirá explicaciones sobre cómo se pagarán estos dispendios y afirma que cree que deberían haber sido “más humildes”.

ALCALDE “Esto también lo van a cobrar todos los concejales” señaló el alcalde. Carlos Fraile defendió que el cobro es debido a que todos los meses irán a dar cuenta del trabajo que se realiza en el Ayuntamiento de manera pormenorizada. “No serán comisiones de ruegos y preguntas que duren dos minutos como las que ustedes hacían” le dijo a la concejala popular.

Por otra parte dijo que las palabras de Fernández emitían juicios de valor y quiso recalcar que en municipios de la provincia de similar censo que la villa de que es alcalde se cobran dispendios muy parecidos. “En El Espinar, municipio de igual población que Cuéllar prácticamente, el pleno son 130 euros, aquí van a ser 90. La Lastrilla, municipio más pequeño, 200 euros el pleno” dijo Carlos Fraile, que prosiguió señalando: “En El Espinar la Junta de Gobierno cobra 522 euros y en Cuéllar 70. También cobra en ese municipio 210 la Comisión Informativa, aquí 50 euros”.

La concejala popular contestó al edil señalando que en El Espinar el único que recibe un sueldo es el alcalde y por eso los concejales cobran mucho más en las comisiones y juntas de gobierno. El alcalde le rebatió señalando que en otros municipios de similar importancia como Palazuelos, La Granja o La Lastrilla cobran “bastante por encima de nosotros” así como destacó “ustedes hace cuatro años lo subieron”.

La propuesta terminó por salir adelante. En el transcurso del resto de la reunión se produjeron otros enfrentamientos. La concejala Nuria Fernández reiteró al equipo de gobierno que parte de los puntos del día que se planteaban en el pleno no habían sido trasladados antes a las comisiones, señalando que fuera de la Corporación el resto de grupos políticos asistían a la reunión desinformados. Esto fue rebatido por el edil quien criticó las constantes interrupciones de la concejala y la situación de confusión provocada en la sala.