Mientras los padres trabajan, los pequeños participan en juegos y actividades lúdicas y formativas. / NEREA LLORENTE

530 niños y niñas de la provincia de Segovia participan en el segundo periodo de verano del programa ‘Conciliamos’ que impulsa la Junta de Castilla y León para facilitar la conciliación durante los periodos vacacionales y que este año se ha ampliado a los municipios de menos de 3.000 habitantes que lo solicitaran y reunieran los requisitos.

El segundo periodo de verano de esta nueva oferta comenzó el pasado lunes, 19 de julio, y concluye el 6 de agosto. Se desarrolla en centros de los 21 municipios colaboradores de la provincia que han alcanzado el mínimo de usuarios necesario -cinco- para poner en marcha el servicio. En concreto, en esta fase estival, Conciliamos se desarrolla en las localidades de Abades, Boceguillas, Campo de San pedro, Cilleruelo de San Mamés, Coca, Escalona del Prado, El Espinar, Hontanares de Eresma, La Lastrilla, Marugán, Mata de Cuéllar, Mozoncillo, Nava de la Asunción, Ortigosa del Monte, Palazuelos de Eresma, San Cristóbal de Segovia, Sanchonuño, Segovia, Torrecaballeros, Trescasas y Turégano.

Hasta el próximo viernes, 23 de julio, permanece abierto el plazo de solicitud para quienes quieran participar en el programa en el tercer periodo de verano, que se va a desarrollar desde el 9 al 31 de agosto.

Conciliamos presta un servicio de atención lúdica a niños de entre 3 y 12 años –o hasta 14 se si trata de alumnos con necesidades específicas de apoyo educativo– en periodos vacacionales –Carnaval, Pascua, verano y Navidad– mientras sus padres trabajan, facilitando así que estos puedan compatibilizar sus tareas profesionales con el cuidado de sus hijos. En su desarrollo colaboran las entidades locales, que prestan las instalaciones y se encargan de su mantenimiento.