Participantes en una de una de las rutas de lino de ediciones anteriores. / EL ADELANTADO
Publicidad

La localidad riazana será este año el destino de la denominada Ruta del Lino, que cada año se lleva a cabo desde la comunidad de Madrid, recreando el camino que sus antepasados realizaban hasta los telares de Riaza. La marcha se tendrá lugar el próximo sábado y partirá desde las localidades madrileñas de Prádena del Rincón y Montejo de la Sierra, con un recorrido de 44 kilómetros.

La ruta transcurrirá entre los municipios de Prádena del Rincón y Riaza, pasando por los términos de Montejo de la Sierra, El Cardoso de la Sierra (Guadalajara) y Cerezo de Arriba, ya en la provincia de Segovia. Es un recorrido de unas doce horas de duración, que era el que realizaban los antiguos trabajadores del lino con dirección a los telares de Riaza. En los pueblos mencionados se cultivaba mucho lino durante los siglos XVIII y XIX, hasta el punto de que hoy en día a los huertos se les denomina linares.

Una vez elaborado el lino, se llevaba en caballerías por el denominado Camino de Riaza, y en ocasiones también se cargaba lana. Para destacar esta industria textil que tenía la villa de Riaza en esos siglos, hay que recordar que con esos tejidos, en los años 1810-1812, se elaboraron los uniformes para los batallones ‘Voluntarios de Guadalajara’, todos de la 5ª División de Juan Martín El Empecinado, y por cuenta de la Junta Superior de Armamento, Gobierno y Defensa de Guadalajara.

Pueblos segovianos en los que también se producía lino eran los del valle del Pirón, como Adrada de Pirón, Brieva, Losana de Pirón y Basardilla. La producción que se obtenía en esta zona se consumía en el resto de la provincia.