Pieza elaborada en la Fábrica de Cristales de La Granja. /E.A.
Publicidad

La Real Fábrica de Cristales, debido a la situación provocada por la pandemia del Covid-19, replantea el formato de cursos impartidos hasta ahora y ofrece una serie de actividades y talleres, destinados a todos los públicos, que cumplen con el protocolo sanitario así como con las normas de seguridad y medioambientales específicas en esta situación.

La oferta se dirige a todos los públicos: niños, jóvenes, adultos e incluso familias. Los diferentes talleres, cursos y experiencias se desarrollarán en las instalaciones del área de formación de la Real Fábrica.

Con esta propuesta se amplía la prestación de servicios que la institución programa cada año a través de sus diferentes áreas formativa, productiva y museística cuyo objetivo se recoge en su acta fundacional.

Así, a lo largo del verano, el programa de actividades formativas que se llevará a cabo entre los meses de julio y septiembre, propone, por un lado, talleres para niños y jóvenes, que se centrará en personalizar un vaso con el mejor diseño, diseñar una bandeja con vidrio reciclado y diseñar un reloj.

También habrá ‘Experiencias en familia’, como la colada y una demostración en el patio del Museo.

Y los cursos monográficos tratarán sobre: técnicas de elaboración y decoración del vidrio, soplado de vidrio, escultura con colada en arena, escultura en caliente con vidrio reciclado, iniciación a la talla a la muela, iniciación al grabado con chorro de arena, iniciación a la caligrafía en el grabado e iniciación al kilnforming.

La reapertura de las instalaciones de la Real Fábrica de Cristales se sucede tras haber puesto en marcha todos los protocolos sanitarios exigidos por el Gobierno central, que garantizan la seguridad de trabajadores y visitantes. Siguiendo las recomendaciones del Gobierno se lleva a cabo una limpieza y desinfección periódica.  Las mascarillas serán de uso obligatorio para el asistente.

La Real Fábrica de Cristales de La Granja, creada en 1727, es una institución dedicada a la promoción, desarrollo, enseñanza, investigación y difusión de la artesanía e historia del vidrio, su fabricación artística y restantes actividades culturales y científicas relacionadas con la técnica y el arte del vidrio. Las áreas de trabajo se centran e en el Museo, la Escuela del Vidrio y finalmente el Área Técnica o de fabricación, dedicada a la realización de reproducciones.