San Ildefonso Fundacion Centro Nacional Vidrio FCNV KAM1705 copia
Un trabajador de la Real Fábrica, trabajando el vidrio. /KAMARERO

La Real Fábrica de Cristales de La Granja de San Ildefonso vive un “nuevo renacimiento” y “antes de fin de año” se convertirá “en la sede del Centro de Referencia Nacional del Vidrio Industrial”, reveló esta semana a Efe su director gerente, Javier Ramos. “Lo que nació con unos intereses muy nobles de formación, difusión y museo, dará un paso más allá” bajo la titularidad del Ministerio de Industria y con “el apoyo fuerte” del de Educación y se convertirá en “un centro de formación de formadores” para atender la “necesidad urgente” de preparar “gente cualificada” en los procesos de elaboración del vidrio que “en este momento no se da en ningún sitio”, precisó.

Además, la Real Fábrica ha presentado un proyecto al Gobierno para empezar a experimentar la fundición de vidrio con hidrógeno “verde” en lugar de gas natural, con objeto de reducir la “alta huella de carbono” que requieren los hornos y convertirlo en “material de futuro”. Ramos adelantó estas novedades durante la última edición del foro ambiental ‘Meriendas Verdes’ organizado regularmente por Ecovidrio y Efeverde de la Agencia Efe, dedicado en esta ocasión al Año Internacional del Vidrio, declarado por la ONU para 2022.

En este encuentro también participaron otros expertos como Alicia Durán, investigadora del CSIC y presidenta del Año Internacional del Vidrio; Karen Davies, secretaria general de la Asociación Nacional de Fabricantes de Envases de Vidrio (ANFEVI) y Beatriz Egido, directora de comunicación corporativa y RSC de Ecovidrio, moderados por el periodista de Efe Pedro Pablo G. May.

Durán confirmó que “más de 2.100 instituciones de 90 países de los cinco continentes están diseñando, organizando y realizando ya multitud de actividades para la celebración de este año internacional”, cuyo principal objetivo es superar los límites del sector especializado y “llegar a la gente haciendo visible este material”.

“No nos damos cuenta, pero además de los envases, el vidrio está presente en muchos otros usos como los acristalamientos inteligentes de nuestros hogares, en la biomedicina donde es el material por excelencia –desde el relleno de huesos hasta parches que cicatrizan heridas persistentes–, en las energías renovables –desde los espejos de las plantas solares hasta los paneles fotovoltaicos o las palas de aerogeneradores– o en la comunicación a través de la fibra óptica, que es la base de Internet”, enumeró.