Asociaciones Ambientales Segovianas reunion primavera
Representantes de varias plataformas de la provincia se reunieron en Caballar. / EL ADELANTADO

La Red Ambientalista Segoviana (RAS), que agrupa a una docena de organizaciones comprometidas con la protección del patrimonio natural y la sostenibilidad en la provincia de Segovia, celebró el domingo su reunión de primavera en el pueblo de Caballar. Asistieron a la reunión representantes de Ecologistas en Acción de Segovia, El Espadañal, Segovia por el Clima, Terractúa, Foro Social de Segovia, ‘Cega, el río que nos une’, Red de Semillas, Asociación de Vecinos de Ventosilla y Tejadilla y ‘Brotes Compartidos’, organización que actuó como anfitriona del encuentro.

En la reunión se pasó revista a un amplio conjunto de problemáticas relacionadas con el deterioro del patrimonio natural y paisajístico de la provincia y se acordaron diversas acciones para contribuir a frenar este deterioro. Uno de los temas que focalizaron la reunión fue la avalancha de proyectos de instalación de granjas industriales de cerdos en la provincia, que, en su opinión, “ponen en riesgo las pocas zonas que todavía no tienen sus aguas subterráneas contaminadas por nitratos”.

Dos organizaciones vecinales, creadas para luchar contra proyectos porcinos industriales, asistieron a la reunión de la RAS para informar sobre sus respectivas problemáticas e iniciativas: ‘Bernardos, Futuro Limpio’ y ‘Nordeste Limpio’ (ubicada esta última en Fresno de Cantespino). La RAS, conjuntamente, les ha manifestado su solidaridad y apoyo ante lo que se describió como un auténtico “tsunami porcino”. En palabras de un representante de Ecologistas en Acción, “prácticamente todas las semanas se notifica un nuevo proyecto en la provincia”. Desde la RAS se aprobó respaldar la campaña informativa iniciada por las plataformas vecinales, colaborando en las charlas en los municipios interesados.

En la reunión también se analizaron los impactos sobre el patrimonio geológico y paisajístico ocasionados por el nuevo mirador, construido por la Junta de Castilla y León, en las inmediaciones de la ermita de la Virgen de Hontanares (Riaza). Asistentes a la reunión manifestaron su sensación de indefensión ante la imposibilidad de contar con un periodo reglado de presentación de observaciones o alegaciones antes de que el proyecto fuera ejecutado. A pesar de la envergadura del proyecto y su evidente impacto, la Junta de Castilla y León ha defendido en todo momento que el nuevo mirador no requería ni evaluación de impacto, ni autorización de uso excepcional ni licencia de obras. Como consecuencia, los grupos ambientalistas no han encontrado vía alguna de hacer valer sus argumentos.

Asimismo, se estudiaron con preocupación datos recientes que revelan un notable incremento de los atropellos de fauna silvestre asociados a la ampliación de la carretera AV-500 (tramo abulense de la carretera que une Ávila con El Espinar) y la asamblea se posicionó de forma unánime en contra de que se intervenga de igual manera en el tramo segoviano. Desde la RAS se solicita públicamente a la Junta que dedique los 8 millones de euros presupuestados a cubrir algunos de los déficits reales en materia de transporte que tiene la provincia, dado que Ávila ya cuenta con una excelente conexión.