Las mujeres bailan la jota a los pies de la iglesia. / E.A.
Publicidad

Fieles a la tradición de Santa Águeda, las mujeres de la pequeña pedanía comenzaron sus celebraciones el viernes 31 de enero en el teleclub, donde también invitaron a los hombres a cenar con ellas y coger fuerzas para las celebraciones del sábado.

Con un sol radiante y no excesivo frío, comenzaron el vermú y la comida del sábado. Por la tarde, acompañadas por los músicos locales de ‘La Penana’, celebraron la solemne misa y la tradicional procesión que siempre deja una bella estampa a los pies de la iglesia, donde todos acaban bailando la jota. Para cerrar sus celebraciones, procedieron a la quema del pelele en la Plaza Mayor donde repartieron un chocolate caliente entre todos los asistentes.

A pesar de ser una pequeña pedanía perteneciente a Santa María la Real de Nieva y no contar con alcaldesa ni mayordomas, las mujeres dan vida al pueblo con la celebración de esta festividad año tras año.