Aplausos y emoción tras el minuto de silencio en honor a los socios fallecidos en 2019. / Nerea Llorente
Publicidad

Un año más, los socios de la Asociación Cultural La Protección Obrera han celebrado su fiesta anual de convivencia para celebrar el 117 aniversario de la agrupación. Como es habitual no faltaron autoridades y representantes de diversas asociaciones, entre ellos el diputado José Luis Aceves; el Alcalde de Nava de la Asunción, Juan José Maroto; el juez de paz, Amador Marugán, además de toda la Junta Directiva de ‘La Prote’ compuesta por Manuel Vírseda, presidente; Santos Alonso, vicepresidente; Juan Antonio Herranz, secretario; Juana Marugán, tesorera, y como vocales Clara García, María Rosa Galindo, Pilar García y Raquel Velasco.

Emocionado, Manuel Vírseda dedicó unas palabras a los socios y recordó con añoranza a Francisco Marugán, el anterior presidente de ‘La Prote’ que falleció el pasado mes de noviembre. Destacó su gran valía y el gran trabajo y constancia que durante tantos años dedicó a Nava de la Asunción y a la preservación de esta asociación. “Seguiremos la senda abierta por Paco y por todos los presidentes que nos precedieron para continuar con la atención que esta asociación se merece y para lograr que no se pierda”, afirmó el presidente.

Vírseda adelantó a los socios las nuevas mejoras que van a realizar en el local de ‘La Prote’, para el cual tienen previsto picar las paredes del local, eliminar las humedades, realizar cambios en la instalación de la calefacción, sustituir de las tuberías actuales, y colocar otro radiador. Todo esto está previsto para mantener el salón en las mejores condiciones posibles para poder seguir realizando multitud de actos en el.

El vicepresidente, Santos Alonso, también dedicó unas palabras a los presentes. Para Santos, ‘La Prote’ es una asociación singular, especial y particular con las peculiaridades que no poseen otras asociaciones por el hecho de tener un local propio y por tener un largo recorrido histórico por su dilatada edad, ya que se fundó en febrero de 1903. “Ha convivido con el legado de Alfonso XIII, bisabuelo del Rey actual, con la dictadura de Primo de Rivera, con la República, con la Guerra Civil, con la dictadura del general Francisco Franco y con la monarquía constitucional que tenemos ahora, por lo que pienso que algo tiene que tener esta asociación, en su espíritu o en sus genes, para perdurar tanto en el tiempo”, destacó el vicepresidente.
Los objetivos principales de la Junta Directiva para esta asociación siempre han sido el mantenimiento y preservación del legado histórico sociocultural de la propia asociación donde esta fiesta anual es un claro ejemplo es ello; el mantenimiento y conservación del local, y la organización y realización de actos y eventos socioculturales, como recitales de poesía, presentación de libros, de discos, debates, exposiciones, audiciones musicales, etc.

Se realizó un minuto de silencio dedicado a todos los socios fallecidos durante el año 2019, entre los que se encontraban Felix García que ingresó en la asociación en 1946; Julian García, socio desde 1961 y que fue presidente entre 1968 y 1972; la montadora de cine Carmen Frías, que no era originaria de Nava pero pasaba largas temporadas en la localidad desde que conoció que se realizaba una semana de cine y se asoció a ‘La Prote’ en 2005; Francisco Águila, que ingresó en 1999 y no faltaba nunca a esta fiesta; Luisa Eugenia Martínez, más conocida como ‘Visi’ que fue socia desde el año 2000; Felipe Domingo, socio desde 1962; Santiago de Pablos, un gran colaborador de ‘La Prote’ desde el 2003; y Fracisco Marugán, que ingresó en 1979, durante muchos años fue tesorero y secretario y desde 2006 fue presidente hasta el día de su fallecimiento y como dice su propio hermano, Amador Marugán, “fue el alma de nuestra asociación”.

Manuel Vírseda agradeció a todos los asistentes y todos los colaboradores que han hecho posible que un año más se pueda disfrutar de esta fiesta que comenzó el sábado con el baile y continuó el domingo con la misa a los difuntos, dando paso a la tradicional comida de convivencia. Al finalizar, llevaron a los socios enfermos que no pudieron asistir al acto la comida a casa, para que pudieran disfrutar también de este aniversario.