Primera jornada de cribado en Cuéllar

Cuellaranos y vecinos de la comarca no han dudado en acudir a la llamada del cribado. Desde antes de comenzar ya copaban los accesos al polideportivo para, tarjeta sanitaria en mano, acceder a la prueba que les revelaría si son positivos en covid. Una larga cola organizada para entrar por la salida de emergencia del polideportivo conduce al parqué de las instalaciones, donde se disponía todo lo necesario para la detección de los casos positivos. Al final de la jornada y tras realizar la prueba de antígenos a un total de 1.963 personas, se han detectado 42 positivos. No presentaban síntomas y se les ha comunicado rápidamente para proceder a su aislamiento y posterior rastreo de contactos.

La coordinadora del dispositivo, Elsa Ruíz, explicaba a media mañana cómo había comenzado la jornada. La respuesta de participación ciudadana les dejaba satisfechos porque el objetivo es “que cuanta más gente venga mejor”. Pasadas las 10.30 horas de la mañana había más de 500 test realizados. El resto de cribados de la provincia lleva al equipo desplazado a realizar estimaciones: la llamada de este cribado en la zona básica de salud de Cuéllar se ha dirigido a 13.900 personas, y se calcula que acuda la mitad de la población. “Se estima que acudan 3.000 personas cada día, suele ser un poco menos”, explicó Ruíz. En total, el equipo desplazado ayer fue de 16 personas con la incorporación de dos más por la tarde; otros dos profesionales controlan a todas las mesas y coordinan. El equipo desplazado pertenece a Atención Primaria de la Gerencia de Asistencia Sanitaria de Segovia.

La organización ha sido un punto destacable entre todos los asistentes. Los vecinos esperan su turno a las afueras del polideportivo hasta que efectivos de Protección Civil les dan paso y comienzan a hacer el “serpentín” interior. Una vez que llegan a las mesas de Protección Civil y Cruz Roja, se recogen los datos y se les da un código en una tarjeta. Con ella acuden a la línea de cribado donde toman la muestra para marcharse y salir por la puerta principal. El resultado aparece en su historial a la hora; el paciente se va sin conocer el resultado, pero si es positivo, se le notificará por teléfono. A los positivos, se les indican todas las pautas de aislamiento por teléfono y las Fuerzas Armadas, colaboradoras con Sanidad, les llamarán para realizar el rastreo pertinente de contactos. También se les cita para que el seguimiento lo realice su centro de salud. “Intentamos que la llamada sea lo más rápido posible para que si la persona vuelve al trabajo, quede aislado y pueda avisar a sus contactos para guardar cuarentena”, comentó Ruíz.

Alguna de las dudas más frecuentes para los vecinos aún es si se puede acudir a una hora que no corresponde por inicial de apellido. La coordinadora explicó no son muy estrictos y que la distribución por letras “es para que todo vaya ordenado”; “en principio no hay problema, solo si en algún momento hay demasiada gente”, es decir, que los vecinos pueden acudir pero es preferible asistir a la hora marcada. Igualmente, ante la duda de si los beneficiarios de seguros privados pueden asistir al cribado, la coordinadora comentó que no hay problema.

Los cuellaranos y vecinos de comarca han respondido con gran responsabilidad en la primera jornada de cribado y ante una situación que está generando mucha inseguridad e incertidumbre dado el aumento de casos positivos. El alcalde de la villa comentaba en este primer día y valoraba satisfactoriamente la respuesta a pesar de la hora y media de espera, que se fue reduciendo a lo largo del día. Carlos Fraile destacó la labor de Policía Local y la “auto-organización” de los vecinos para poder llegar hasta el polideportivo dada la cantidad de vehículos.   El regidor local corroboraba que ya se habían dado llamadas para notificar el resultado positivo a media mañana: “a todas esas personas y en general, hago un llamamiento a extremar las precauciones, ser muy responsables y que se cumpla la cuarentena”. El equipo de Gobierno está en permanente contacto con el Centro de Salud y Salud Pública para el control de confinamiento. Estos días, ese control ha elevado su cifra y el último listado -el del lunes- contaba con 78 personas. “En este momento calculo que habrá unas 250 personas en el control de confinamiento; ciertamente, los casos son muy elevados”. Habló de la comunidad escolar, llamada también al cribado. El alcalde espera que con este cribado las cifras empiecen a descender: “si no estamos en el pico, estaremos muy cerca de él, y con el cribado esperamos que las próximas dos semanas la tendencia sea a menos, aunque el covid no desaparece en Cuéllar con esto”, añadió.