Imagen de archivo de una protesta contra la planta de residuos de Aldeanueva del Codonal. / el adelantado
Imagen de archivo de una protesta contra la planta de residuos de Aldeanueva del Codonal. / el adelantado
Publicidad

La Plataforma ‘Voltoya sin mierda’ ha mostrado su satisfacción por la renuncia de la empresa Abersa a la construcción de la planta de residuos en Aldeanueva del Codonal. Sin embargo, añaden que la alegría ha durado poco, “al enterarnos que simultáneamente se daba luz verde a la instalación de un nuevo proyecto que vuelve a poner en riesgo el cauce del río Voltoya, el embalse y la ermita del Pinarejo”.
En un comunicado de prensa explican que se trata de una explotación porcina de 1.909 cerdos de cebo a 650 metros del proyecto rechazado de la planta y de nuevo a 65 metros del cauce del río Voltoya. “La autorización de la granja —señalan— estaba pendiente del desarrollo que tomara el procedimiento abierto contra la planta de residuos, ya que dos industrias potencialmente contaminantes para las aguas subterráneas y las del río Voltoya debían parecer excesivas a las autoridades responsables, al ser rechazada la primera por toda la población de la comarca y a pesar de todo, han decidido autorizar este nuevo y peligros proyecto que rechazamos con la misma energía y similares argumentos que el anterior”.
Desde la Plataforma consideran “desconcertante” comprobar cómo “la administración se contradice a sí misma, y en lugar de aplicar los criterios de prevención y aprender de los errores, insisten en poner en riesgo la salud de las personas y el medio ambiente del río”. “Nos obligan a insistir en que no se puede seguir poniendo en riesgo a la población en una provincia en la que se encuentran seis de las diez zonas declaradas vulnerables en Castilla y León por contaminación de nitratos, en las que muchos municipios se encuentran con concentraciones superiores a 50 ppm de nitratos, sin perjuicio de que el agua de boca sea o no potable. Con proyectos como éste solo se consigue agravar el problema de la contaminación de suelos y agua, así como poner en peligro el ecosistema de ribera de nuestros ríos que son patrimonio de todos y debemos conservar”, afirman.
Este procedimiento de “colarnos otros marrón”, según explican desde la Plataforma, “no viene sino a agravar la grave situación de abastecimiento de agua potable de las poblaciones de una zona cuyos municipio, Balisa, Ochando, Ortigosa y Aldeanueva, entre otros, ya vienen sufriendo las consecuencias de la falta de rigor en la gestión del agua”.