A pesar de muchas jornadas con mala meteorología, ha aumentado el flujo de público. / C.N.
Publicidad
C.N. / CUÉLLAR

El objetivo des este verano y de la remunicipalización de las piscinas de Cuéllar era recuperar su posición emblemática respecto a las piscinas de otros municipios. El pasado 6 de septiembre finalizó la temporada de piscina de verano con un total de 12.063 accesos. Pese a la situación extraordinaria del Covid-19 y las reducciones de aforos, sumado a las diversas semanas con meteorología adversa, desde el equipo de Gobierno valoran muy positivamente esta cifra de 12.000 accesos únicos a las instalaciones.

Pendiente de cerrar las cuentas, confirman desde el Ayuntamiento que el número de venta de entradas y abonos ha aumentado un 25% respecto al del año pasado. Junto a la persona de los servicios municipales que ha llevado a cabo tareas de arreglo, jardinería y parcelación, han sido seis los trabajadores empleados en las instalaciones: coordinación, limpieza, socorristas y mantenimiento. Entre todos ellos han conseguido que las instalaciones de las piscinas de Cuéllar “después de muchos años, hayan vuelto a ser valoradas muy positivamente por los usuarios”. Comentan desde el Consistorio que las piscinas de Cuéllar “han vuelto a ser referentes en la comarca”, y eso se ha conseguido “con trabajo y gestión”.

La decisión de que fueran públicas, pese al rechazo de la oposición, “ha supuesto ofrecer un mejor servicio a los vecinos de Cuéllar, lo que creemos que, en líneas generales, se ha conseguido”. Afirman también que pese a ser de las pocas piscinas que han abierto en la comarca este años, desde el equipo de Gobierno “estábamos decididos a la apertura”. Del mismo modo asemejan la decisión con la programación cultural del verano: “ha sido mayúscula pese a la situación”. “Hemos podido otorgar a este verano la máxima normalidad, ofreciendo un servicio de calidad y demostrando que todo lo que hemos organizado ha sido seguro y ha cumplido con todas las medidas higiénicas y sanitarias necesarias”.

Desde el equipo de Gobierno quieren agradecer el buen comportamiento de usuarios, que han cumplido con todas las medidas y han logrado un funcionamiento óptimo de la piscina.
La concejal de Deportes, Raquel Gilsanz, confirmaba hace unos días, antes del cierre total de la piscina de verano, que la tónica general ha sido de aceptación e interiorización de las normas por parte de todos los usuarios, algo que agradecía a los vecinos por su consecuencia directa con el funcionamiento a pesar de las restricciones.