1 pisci web
La piscina municipal cuenta con parcelas para salvaguardar la distancia de seguridad. / David Rubio

Seiscientos sesenta y tres días después de que cerrase sus puertas por última vez el 31 de agosto de 2019, reabre la piscina municipal de Coca. Esta tarde, a las 16.00 horas, Marco Antonio Cámara y Ana María Moreno -regentes de las instalaciones- tomarán de nuevo las riendas del negocio que sustenta a la familia, ofreciendo hoy el baño gratis para los asistentes.

Mucho ha cambiado el complejo desde que ‘echasen la verja’ hace casi dos años. Se ha sustituido la depuradora y el circuito general del vaso de la piscina, con el recubrimiento nuevo de la misma. Han llevado a cabo la reposición del césped, y la ampliación del riego automático para la cobertura total del terreno. Además, se han reparado los servicios y las duchas, con la sustitución de lavabos, tazas, urinarios y platos de duchas para ambos sexos. Cabe destacar, que, cuando finalice la temporada de baño, se procederá a realizar el cerramiento total del vallado, sustituyendo la actual valla metálica.

Todos estos cambios han sido posibles gracias al Ayuntamiento de Coca, al Fondo de Cooperación Local y a la subvención de la Diputación de Segovia.

Además, con motivo de la situación epidemiológica derivada de la covid-19 en la que nos encontramos, se ha parcelado el recinto y los usuarios dispondrán de gel hidroalcohólico en multitud de zonas. Estará prohibida la utilización de algunos de los servicios y vestuarios para garantizar la distancia de los clientes. También, las papeleras y ceniceros han sido sustituidos por papeleras de pie, para que nadie tenga que utilizarlos con las manos. “A las 15.00 horas tenemos que hacer una desinfección completa y tenemos que anotar el nombre y datos de los usuarios de la piscina para que, en el caso de que hubiese algún brote, poder localizar a todo el mundo”, destaca Marco Antonio.

Aunque pueden acoger a un aforo de hasta 450 personas en todo el recinto, éste estará limitado a unas 200 personas. “Es el aforo que hemos tenido toda la vida con el tema de urinarios y demás. En el vaso puede haber un aforo mínimo de 112 personas. Es decir, de 112 a 200 personas no vamos a tener ningún tipo de problema”, afirma el regente.

La no apertura de la piscina el verano pasado supuso la pérdida de la mayor parte de la economía de esta familia, que no recibió ninguna ayuda en este sentido. Si bien es cierto, pudieron salir adelante gracias a otros trabajos que lleva a cabo el cabeza de familia. “Hemos podido subsistir, pero ha sido un año muy duro”, aclara.

Por su parte, los vecinos tuvieron que desplazarse a otras localidades en las que la piscina municipal sí abrió sus puertas. “Hubo quien se fue a comprar piscinas para tratar de mitigar un poco los calores del verano, sobre todo los que tienen niños”, afirma Cámara.

Fue un año complicado. La piscina tenía muchas carencias y en el momento que vino la inspectora nos dimos cuenta de que iba a ser imposible hacer frente a todos los cambios necesarios”, cuenta. Actualmente, todo esto ha cambiado y la familia tiene unas altas expectativas de cara la temporada estival. “La gente de Coca es maravillosa, en años anteriores siempre ha respondido muy bien. Este año ya tenemos varias reservas de comidas y cenas, así como de alguna celebración más especial, como puede ser un bautizo o cumpleaños”, añade.

Como novedad, la piscina de Coca contará con un campus de verano de 10.00 a 14.00 horas, en el que los niños participantes realizarán diferentes actividades, experimentos y juegos, así como alguna excursión por la zona, acompañados por multitud de monitores experimentados. “Además, nos han llamado del CEAAS de Cuéllar para incluir el campamento en un programa de ayudas familiares”, señala el regente de la piscina.

“La zona de pinos la hemos remodelado por completo, se han talado algunos árboles. Hemos puesto carpas y sombrillas para mitigar la escasez de sombra y lo hemos dejado muy bonito, en plan chill-out para que la gente lo disfrute”, concluye.