piscina climatizada
Lucía Arranz y Raquel Gilsanz en una visita previa a la apertura de la piscina climatizada. / C.N

Los aficionados a la natación ya han recibido la buena noticia: hoy, tras meses de cierre, la piscina climatizada vuelve a prestar servicio.  Desde hoy 30 de marzo, se prevé que la temporada concluya el 13 de junio, fecha en la que ya se estarán ultimando detalles para la apertura de las instalaciones de verano, que se espera se puedan abrir como mucho a una semana del cierre de esta. 

Las concejales Raquel Gilsanz y Lucía Arranz dieron a conocer ayer cómo va a ser el funcionamiento de la piscina ante las medidas restrictivas por el covid. Será imprescindible la reserva previa, y para hacerlo hay dos vías: la presencial y la telefónica (921 14 15 26). Solo se podrá realizar una reserva por persona y hasta que no se haya consumido ese baño no se podrá realizar la siguiente. Lo que se busca es “no tener reservas ‘por si acaso’”, que dificulten el buen funcionamiento. Será obligatorio tener un bono o dejar pagado el baño, excepto la primera reserva. Las reservas pueden anularse hasta 48 horas, pero si la persona no acude y no ha anulado la reserva, “tendremos que cobrar ese baño y retirarlo del bono si tiene”. Se trata de medidas que garanticen la accesibilidad del público a la piscina dada la limitación de aforo. 

El horario de piscina será de lunes a viernes, de 8.45 a 13.30 horas, y de 16.30 a 21.15 horas. Los sábados será de10 a 13.30, y de 16.30 a 20.30, y los domingos por la mañana tan solo de 10 a 13.30 horas. En este horario, se establecen cuatro turnos matutinos y cuatro vespertinos. Serán escalonados y permitirán estar en el agua alrededor de una hora a un máximo de dos personas por calle, es decir, diez nadadores. Todos los usuarios deberán entrar a la vez y salir a la vez por indicación del socorrista, para dejar vacío el vaso y las instalaciones durante 15 minutos antes del siguiente turno. En este periodo de tiempo se realizará la desinfección oportuna, además de la ventilación dentro de la carpa presostática; se han realizado obras en dos de las puertas para abrir dos pequeñas ventanas que permitan ventilar sin que se escape la presión de la carpa. Se han realizado distintos trabajos dentro de la piscina para llevar a cabo esta apertura con todas las medidas. Además de las ventanas abatibles, se han colocado mamparas en las salidas de aire para reconducirlo hacia arriba.

Como explicaron ambas ediles, habrá seis personas trabando que salen de tres procesos selectivos diferentes: limpieza, socorristas y socorristas/monitores, y taquilleros.  El personal velará en todo momento por el cumplimiento de las medidas, que pretenden que se siga la dinámica de la piscina de verano: no ser en absoluto foco de contagio.

Respecto a los cursos de natación y demás actividades, solo se podrá sacar adelante la clase de Aquagym. Ya hay alumnas interesadas y, por el momento, es lo único que se va a ofrecer. Las concejalas reconocieron que lo principal es dar servicios a las personas que quieren practicar este deporte, a todas esas personas que necesitan la piscina para rehabilitación y a los triatletas, que también lo vienen demandando. 

Los precios de entradas y bonos se mantener este año, pero no se ofrecerá el bono de temporada dado que esta será excesivamente corta y no procede ofertarlo. Para los usuarios de años anteriores que se quedaron con parte de su bono sin usar, podrán hacerlo hasta el  30 de junio. Se ha fijado esta fecha 15 días después del cierre de la climatizada para dar la opción de gasto en la de verano también. 

Desde el Ayuntamiento explican que estas primeras semanas quieren comprobar cómo funciona para atajar cualquier problema que surja en la afluencia, por ejemplo. Para muchos vecinos, la pregunta que surge es por qué ahora y no en octubre. Las ediles explicaron que en octubre la normativa permitía tan solo cinco personas en el interior de la piscina, por lo que se descartó su apertura por inviabilidad. En enero se volvió a plantear y llegó otra ola especialmente virulenta en cuanto a casos en Cuéllar, lo que retrasaba esta apertura que ahora, tras muchos matices y detalles que concretar ante las restricciones, permite volver a prestar servicio a una localidad que ansiaba ya poder disfrutar de su piscina climatizada. 

Desde hoy, los usuarios ya pueden reservar su cita y disfrutar de unas instalaciones que el año que viene cambiarán de forma.