estacion esqui navacerrada 1
Imagen actual de la estación de Navacerrada. /E.A.

La escasez o falta de nieve, las altas temperaturas y la cantidad de lluvia caída en anteriores semanas está provocando una temporada de esquí que aún no ha arrancado del todo, teniendo en cuenta además la pandemia del coronavirus que se está viviendo. El mes de enero presagiaba una campaña más o menos buena, pero ya en febrero las condiciones meteorológicas no están acompañando y las estaciones segovianas se mantienen cerradas, o con una superficie esquiable mínima.

En La Pinilla, el fin de semana pasado mantenían el cierre de la estación porque era imposible el acondicionamiento de las pistas sin nieve. A lo largo de la semana no ha habido cambios y las pistas permanecen sin nieve. Dadas las circunstancias, La Pinilla se plantea otras posibilidades, entre las que se encuentra la apertura de la estación para uso turístico. Así lo explicaba ayer el coordinador general de la estación, Jaime González, quien hablaba de esa posibilidad “para un futuro próximo”.

En cuanto a la situación de las pistas de esquí, el coordinador explicaba que “parece que empieza a helar un poco más por la noche y se puede mantener algo lo que hay, pero no hay condiciones para poner los cañones”. En su opinión, “las previsiones no son buenas”, pero confían en una reapertura de las pistas lo antes posible.

Por su parte, la estación de Navacerrada se mantiene abierta, a pesar de las dificultades, después de que el pasado fin de semana reanudara la temporada, al acondicionar las pistas por una bajada de las temperaturas y la caída de nieve. A lo largo de esta semana se ha mantenido abierta una superficie esquiable, de 0,625 kilómetros, que sigue atrayendo a numerosos esquiadores, ávidos de nieve.

Para hoy anuncian cielos despejados, un buen día de sol y nieve, en el que se espera la llegada al Puerto de Navacerrada de miles de aficionados.

Cara y cruz para las estaciones segovianas, una situación similar al resto del país, en una temporada que algunas regiones ya dan por concluida. Es el caso del grupo Aramón, que aglutina a las estaciones de esquí aragonesas de Panticosa, Formigal, Cerler, Valdelinares y Javalambre, que ayer anunciaron que daban por cerrada la temporada 2020-2021, en un año marcado por la pandemia, y por la falta de nieve, la lluvia y las elevadas temperaturas.