Cañones de nieve trabajando en las pistas de Navacerrada, en una imagen de archivo. /E.A.
Publicidad

La estación de esquí de La Pinilla apuesta por el bike park este fin de semana, a falta de nieve. Las instalaciones de Cerezo de Arriba abrieron el pasado 24 de enero sus puertas por primera vez esta temporada, cuando las condiciones climatológicas por fin lo permitieron. Poco ha aguantado el manto blanco en las pistas de La Pinilla, ya que el pasado fin de semana confirmaban el cierre, de momento, de las pistas, debido al fuerte viento, a la lluvia registrada esos días, y, en definitiva, a la pérdida de nieve acumulada. De manera excepcional, se ha habilitado una zona en Gran Plató (pista Telebaby) para el uso de trineos.

Ante esta situación, La Pinilla anunciaba ayer en sus redes sociales la apertura de la estación este sábado y domingo para uso turístico, permitiéndose además la subida y el uso de trineos en la zona de Gran Plató. El precio de adulto será de siete euros y el infantil, de cinco.

Asimismo, también está disponible el bike park, con las pistas en magnífico estado, después del trabajo realizado durante esta semana en los distintos circuitos. Estos trabajos permiten abrir la totalidad de los mismos, y se retrasa media hora más el cierre de las pistas, hasta las 17,30 horas. Los precios serán los mismos que en la temporada de verano, y el forfait de mediodía se venderá a partir de las 13,30 horas.

La temporada de nieve empezó tardía y ha tenido que suspenderse, de forma temporal, por las pésimas condiciones climatológicas, y la falta de nieve. Los aficionados al esquí confían en que la campaña pueda reanudarse y se alargue, incluso hasta Semana Santa, como en años anteriores, aunque, de momento, seguirán mirando al cielo para ver si mejora el tiempo.

Por su parte, la otra estación de la provincia, la ubicada en el Puerto de Navacerrada, mantiene sus puertas abiertas, aunque con una superficie esquiable muy reducida, de 0,625 kilómetros.

En cuanto a la estación de Navacerrada, dos meses después de que abriese sus instalaciones por primera vez en la temporada, volvió a poner en marcha sus remontes el 23 de enero, con ilusiones renovadas para una temporada que se espera que, al menos, se alargue. Y ayer continuaba abierta, con un espesor de la nieve de 10 centímetros en la cota de los 1.950 metros, y de 30 centímetros, en la de 2.150.

Las pistas, al igual que en La Pinilla, se pudieron abrir gracias al sistema de producción de nieve que tienen ambas estaciones. Sin embargo, la lluvia y las altas temperaturas, impiden aún empezar bien la temporada.