Publicidad

La Navidad se presenta diferente y complicada para muchas familias en todo el país, y la Peña Blanquivioleta Villa de Cuéllar es sensible a la situación. Por ello, han querido mostrar su lado más solidario e iniciar una campaña de recogida de alimentos, ‘meterle el mejor gol al hambre’. Desde este fin de semana comienza una recogida de alimentos no perecederos y de productos de higiene que irán destinados a las familias más necesitadas.

Esta iniciativa llega con motivo de la gran recogida, que la Federación de Bancos de Alimentos de España desarrolla hasta el domingo 22; en Cuéllar han querido hacerla extensible y que desde la villa también se pueda colaborar. Debido a la pandemia no se realiza esta recogida de manera física, y aunque desde la peña entienden que es una fórmula para adaptarse a estas circunstancias, parece razonable que los ciudadanos sean menos partícipes al cambiar el formato, y tener que hacer aportación económica.

Gracias a la colaboración del Banco de Alimentos de Segovia, y el ayuntamiento de Cuéllar, a través de la Concejalía de Igualdad, ayer se realizo una recogida física que continúa hoy domingo de 11.00 a 14.00 horas en la zona lateral de la Plaza de Toros.

“En cada puerta que hemos llamado nos han mostrado su total predisposición; solo podemos estar agradecidos por esta acogida”

La Peña Villa de Cuéllar realiza una aportación inicial de 64 kilos, un número muy simbólico ya que es el mismo número de peñistas que tiene en esta temporada. La propuesta se engloba en el proyecto ‘Latidos en blanco y violeta’, que busca apoyar o visibilizar causas sociales. El destino de los productos que se recojan serán en primer lugar las familias que forman parte de los repartos que coordina el Ayuntamiento a través de programas como FEGA, y para su gestión por parte del Banco de Alimentos.

Se ha invitado a otros colectivos de la villa para que se sumen y presten colaboración a “meter el mejor gol al hambre”, que es el lema de esta campaña, lleno de significado.

Buena parte de esta campaña también tendrá repercusión en el comercio local, ya que se anima a que las compras se hagan en los pequeños comercios de la villa, que al igual que el resto de negocios están sufriendo las consecuencias de la pandemia. Los establecimientos adheridos son Alimentación Ana, Alimentación Aurora, Plaza Sur, Alimentación Cárdaba y Alimentación Santana. Además,  la campaña se ha iniciado con 1.500 kilos de alimento donado: 1.000 kilos de producto de Cuellarana de Patatas y 500 kilos de zanahorias por parte de Tabuenca. Se suman a la donación con su inestimable colaboración los hosteleros de la villa, que han recogido 220 euros en compra entre todos. Los colectivos cuellaranos que han querido adherirse y sumar han sido la Panda El Soto, la Peña El Pañuelo, El Embudo, la Asociación Encierros de Cuéllar y empresas como Ascase y Riquelec. Los clubes cuellaranos no han faltado a la cita solidaria y se suman el Racing Cuéllar, el Fútbol Sala Cuéllar y el Club Deportivo Cuéllar; no falta la Federación de Peñas del Real Valladolid. Todos los representantes acudieron a la cita en su primera jornada. En la recogida, está presente Protección Civil junto a los voluntarios de la peña; los accesos estarán controlados para que se garantice una correcta entrada y salida del espacio, y se puedan mantener tanto las distancias de seguridad, como el cumplimento de las medidas de higiene necesarias en estos momentos. Su labor es fundamental en cada evento, y una vez más aportarán su granito de arena.

Para el presidente de la Peña Blaquivioleta Villa de Cuéllar, Daniel Martín, la manera adaptada de llevar a cabo la recogida ha tenido que ser esta al ver que el formato online de la gran recogida “podría minimizar el impacto positivo que tiene cada año con más de 20 toneladas recogidas en la provincia”. Asegura que todo han sido facilidades y que “en cada puerta que hemos llamado nos han mostrado su total predisposición; solo podemos estar agradecidos por esta acogida”, señala.

Fueron muchos los vecinos que se acercaron a depositar alimentos y productos de higiene a la Plaza de Toros, conscientes de que este año, más que nunca, la labor de cada uno sumada a la del Banco de Alimentos puede ayudar a miles de familias que esta pandemia ha trastocado. Este anómalo 2020, la solidaridad queda patente y es momento de que los cuellaranos, como siempre que se les solicita, puedan demostrar su empatía y apoyo a los más necesitados.