Pleno Cuellar febrero 2021
Instantes del pleno telemático de febrero. / C.N

El pasado pleno telemático contó con las modificaciones presupuestarias como centro del debate originado entre el equipo de Gobierno y dos de los tres grupos de oposición, concretamente Cs y PP. Unas por crédito extraordinario y otras por suplemento de crédito, en su conjunto, las modificaciones no convencen a la mayor parte de la oposición. Entre todas las anunciadas, la sustitución de la cúpula presostática de la piscina climatizada, cuya vida útil ha terminado, no es para los cinco concejales la inversión prioritaria a hacer en estos momentos de dificultad para la sociedad.

El debate comenzó con la opinión de Ciudadanos. David de las Heras recriminó al equipo de Gobierno las modificaciones constantes de crédito que se realizan para distintas obras, como la Plaza del Campo. “De las obras que anuncia, todas las haría, pero no es el momento”, recalcó en referencia al compendio de inversiones. Aún así, anunció que su voto sería favorable porque en este conjunto, hay inversiones urgentes, como la de las obras en la red de abastecimiento de la carretera de Segovia. Nuria Fernández, portavoz del PP, coincidió con De las Heras en la idea general de que para todas estas inversiones, no es el momento idóneo.

Según la edil del PP, el equipo de Gobierno se estaba saltando la regla del gasto anunciando estas inversiones; fue el alcalde quien informó de que a todos los ayuntamientos se les han suprimido las reglas fiscales que permiten hacer este tipo de obras, “que o se hacen ahora o no se harán”. Para la portavoz popular, una inversión como esta llevará a la inestabilidad presupuestaria, y lo que debería centrar la actividad inversora del equipo de Gobierno son “las ayudas a las empresas”. Recordó cómo en abril ya se pidió que se implantaran medidas de ayuda a empresarios, objetivo para el que, según su criterio, se debería usar el remanente de tesorería actual.

Fernández acusó al Gobierno de coalición de realizar una “artimaña política” al incluir modificaciones como los 60.000 euros de ayuda a empresas en sus gastos derivados por Covid junto a otras con las que no están a favor. Fraile explicó que no se pueden confeccionar expedientes separados para cada una, lo que obliga a presentarlas de esta manera y que la oposición sopese a la hora de votar.

En las siguientes intervenciones, la formación naranja, a través del edil De las Heras, pidió “coherencia en el gasto” y valorar qué es lo prioritario, como arreglar las calles, las entradas a Cuéllar y otras necesidades acuciantes antes que la de la piscina. Desde el PP se mantuvieron en la misma posición, además de recordar al alcalde y al Gobierno que gracias a la “cordura y buena gestión del dinero público en 12 años de gobierno, se pueden hacer estas obras”. Recriminó al PSOE que la instalación de la cúpula en la piscina “fue un error socialista” e insistió en la idea de que el dinero que ahora irá destinado a construir otra cubierta, debería ir a ayudar a las empresas “que dan trabajo a nuestros vecinos”.

Para el alcalde de la villa, “el PP ha vendido humo como si los ayuntamientos fueran los salvadores de las crisis económicas”, y aseguró que todas las obras comprendidas en las modificaciones son ayudas importantes a la vecindad: abastecimiento para evitar averías o energías renovables con la instalación de placas solares que reduzcan el recibo de la luz. Para el portavoz del Gobierno local, “es demagógico hablar de salvar empresas”.

A pesar de los desacuerdos, cuatro de los cinco ediles votaron a favor de las modificaciones; Javier Hernanz, del PP, se abstuvo por la intervención del alcalde, de quien dijo que los “argumentos no son los correctos y me han convencido de no apoyarlo”. Doce votos positivos en las dos votaciones sobre modificaciones, a pesar de la abstención, sacan adelante dichas inversiones