Visita a la nueva instalación. /E.A.

El delegado territorial, José Mazarías, junto a la alcaldesa de Aldeanueva del Codonal, María del Pilar Arribas, visitó ayer la nueva Estación de Tratamiento de Agua Potable (ETAP) de este municipio. La infraestructura ha contado con una inversión de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente de 163.332 euros, de los que 6.035 corresponden a la redacción del proyecto y 157.297,58 euros a la construcción de las instalaciones. La ETAP permite eliminar los nitratos de las aguas de abastecimiento del municipio y resolver los problemas de potabilidad del suministro.

Ayer se firmó el acta de recepción de las obras por parte de la administración autonómica que, una vez recibidas, ha procedido a entregar la nueva planta al Ayuntamiento de Aldeanueva del Codonal, responsable de su gestión a partir de este momento.

Las obras ejecutadas han consistido en la construcción de una planta de tratamiento que permite la eliminación de los nitratos presentes en las aguas de los dos sondeos del sistema de abastecimiento de Aldeanueva del Codonal. Este sistema cuenta con un sondeo que capta aguas semisuperficiales a 60 metros de profundidad, que lleva suministrando agua potable al municipio más de 30 años; y con otro sondeo que capta aguas profundas, a 200 metros de profundidad, que fue construido hace 10 años. En la actualidad, los dos sondeos presentaban contaminación por nitratos.

La nueva instalación se ha ejecutado para atender una población de hasta 525 habitantes con una capacidad de tratamiento de 1,45 litros por segundo. Permite tratar las aguas procedentes de los dos sondeos del municipio de forma individual o mezclada, lo que hace posible que la localidad cuente en todo momento con el caudal requerido en función de sus necesidades de suministro.

El edificio para la nueva ETAP es una construcción con un único compartimento donde se encuentran alojados todos los equipos de tratamiento, tiene planta rectangular, solera de losa de hormigón y la parcela cuenta con un cerramiento de fábrica de bloques de hormigón. En la planta se ha instalado una arqueta de entrada en la que, de forma manual, se abre el sondeo que se decide utilizar y desde este punto el agua pasa por un caudalímetro hasta la instalación de tratamiento.

La estación dispone de un depósito de agua bruta desde donde el agua que entra es impulsada a un filtro de arena y desde allí al equipo compacto de ósmosis, que se encarga de eliminar la carga contaminante por nitratos. Una vez sometida a este proceso de ósmosis, el agua permeada se mezcla con parte del agua bruta y se comprueba que se cumplen todos los parámetros de potabilidad. Cuando el agua ya está tratada y mezclada se almacena en un nuevo depósito desde donde es impulsada al depósito elevado municipal para su distribución a las redes de suministro.

La ETAP tiene, además, los necesarios manómetros, grifos para toma de muestras y medidores de caudal.