Vista de una de las pistas de la estacion de esqui de Navacerrada
Vista de una de las pistas de la estación de esquí de Navacerrada. / EFE

La incertidumbre meteorológica sigue ondeando sobre la provincia en uno de los puentes más importantes del año. El viento y la baja cota de nieve, en la frontera de los 1.000 metros durante todo el fin de semana, ha condicionado los desplazamientos y las actividades de estos primeros días de diciembre.

El día de este domingo, 5 de diciembre, estuvo marcado por los avisos de nieve y viento después de que la Delegación del Gobierno en Castilla y León, tras comprobar los avisos de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), activara la fase de alerta por nieve en las zonas de montaña de las provincias de Segovia, León, Palencia, Burgos y Soria.

La fase de alerta comenzó a las 00:00 horas del domingo en la Cordillera Cantábrica, donde hubo acumulaciones de hasta 30 centímetros de nieve en la provincia de León; de 18 en Palencia y de 17 en Burgos, con cotas entre los 900 y los 1.200 metros, por los que la Aemet ha activado las alertas naranja (León) y amarillas (resto). La cota de nieve no fue tan baja en Segovia.

En cuanto al Sistema Ibérico, las alertas comenzaron a partir de las 5:00 horas del domingo y se esperaban acumulaciones de hasta 10 centímetros en la montaña burgalesa, al igual que en la soriana; mientras que en el Sistema Central segoviano fueron de siete centímetros. Las previsiones es que este fenómeno de nieve se prolongaron solamente durante el día de ayer.

La Diputación de Segovia informó de una jornada sin apenas incidentes. El equipo de quitanieves de la institución provincial está alerta ante cualquier llegada de precipitaciones, pero el balance en la jornada del domingo era el de borrasca generalizada, sin colapsos. El único aviso de vialidad de la Junta de Castilla y León en la provincia de Segovia fue por la circulación en la SG-112, que une Riofrío de Riaza con Castilla-La Mancha, por precaución a causa de la nieve helada en un tramo de 2,46 kilómetros. La zona, sin embargo, presentó un buen estado durante todo el día de ayer.

El viento fue el mayor causante de estragos en la jornada de ayer en zonas de montaña. Sopló con intensidad en la cima de Navacerrada, así como en la falda de la N-110, en localidades como Arcones o en las inmediaciones de Riaza.

Sube la cota de nieve

Las previsiones mejoran ostensiblemente a lo largo del día de hoy. La AEMET da para este lunes, 6 de diciembre, una temperatura mínima de 3 grados y una máxima de 8 en Segovia capital. Las nevadas, de producirse, ocurrirán en las primeras horas del día, pues la cota de nieve está en los 1.200 metros hasta las 6:00 horas. A partir de las 12:00, la cota de nieve en la provincia sube sobremanera hasta los 2.400 metros. Las previsiones indican que la cota de nieve se mantendrá mañana también por encima de los 2.000 metros; se esperan precipitaciones, pero todo parece indicar que serán en forma de lluvia.

No habrá, por tanto, avisos de la AEMET durante el lunes. La previsión de nieve volverá el miércoles, cuando la cota de nieve caerá de nuevo por debajo de los 1.000 metros.