II Marcha Contra el Cáncer Cuéllar

Todo apuntaba a que sería un éxito, y las imágenes lo corroboran. La II Marcha Contra el Cáncer de Cuéllar ha hecho del domingo 9 de octubre una fiesta de la solidaridad. Bebés, niños, jóvenes, adultos y mayores han logrado que esta iniciativa se asiente después de su primera edición en 2019. La pandemia frenó la propuesta de la delegación de la Asociación Española Contra el Cáncer en Cuéllar y sus voluntarias, pero ahora que todo ha vuelto, la marcha ha vuelto con más fuerza que nunca, y lo hace para quedarse. 

Desde primera hora, los vecinos de Cuéllar y de localidades aledañas se acercaban al punto de encuentro, los Paseos de San Francisco. Estands de la AECC y voluntarias de Cuéllar permitieron a los rezagados comprar un dorsal y participar en la marcha minutos antes de que esta comenzara. Un gran ambiente solidario llenaba el lugar, que rápidamente adquirió un color: el verde. Los mil primeros inscritos en estos meses lucieron su camiseta de la AECC y la segunda edición de la marcha, por lo que ya los instantes previos a la salida se pudo ver esa “marea verde”. La salida la realizaron las voluntarias y el alcalde de la localidad, que acompañado de varios concejales, cortaron la cinta para dar el pistoletazo de salida. La marcha discurrió tranquila y dejando unas bellas estampas de centenares de personas unidas para esta causa. Desde los Paseos, la marcha discurrió por la calle Las Parras, Resina, Gabriel García Márquez, bordeó el colegio Santa Clara hasta enfilar Alfonso X para cruzar por el barrio de El Salvador y subir hasta el Castillo por el Parque de la Huerta del Duque. Desde ahí se emprendió la bajada por Valdihuertos hasta los Paseos de nuevo, donde concluyó la marcha con la entrega de fruta y agua donada por varias empresas colaboradoras de la villa.

El total de dorsales, a falta de que algunos vecinos quisieron adquirirlo incluso pasada l parcha, superaba los 1.770. el donativo de la marcha ha sido de 8 euros, lo que se traduce en más de 14.000 euros que se podrán donar a investigación contra el cáncer, sin contar con donativos externos que las voluntarias darán a conocer más adelante.

El resumen de este domingo pasa por una mañana llena de solidaridad con todos aquellos que tocados por la enfermedad, pero llena de verde esperanza y de alegría, acompañada de sol y muy buen tiempo.