La concentración motera invernal ‘La Leyenda continúa‘ llega a su fin. Tras cuatro días de acampada, actividades y frío, los moteros de hasta 20 nacionalidades regresan a sus hogares. El olor a rueda quemada se esfuma, pero las roderas persistirán todavía unos días en Cantalejo y los ‘pueblos amigos’ de la concentración (Turégano, Carrascal del Río y Sacramenia). Al igual que sus imágenes, para muchos inolvidables. En este post, El Adelantado de Segovia revive la concentración a través de sus imágenes.

La acampada

Emilio Zamora cautiva

La noche motera

Luces y ruido en Turégano