Vista panorámica de parte de la localidad segoviana de La Lastrilla. /E.A.

La Lastrilla inicia el nuevo año superando la barrera de los 4.000 habitantes y ya es el sexto municipio con más población de la provincia, por detrás de Segovia, Cuéllar, El Espinar, Palazuelos de Eresma y Real Sitio de San Ildefonso. La localidad del alfoz de la capital continúa creciendo y son muchas las personas e industrias que ven las ventajas de vivir en La Lastrilla y deciden establecer su domicilio en esta localidad, cercana a Segovia, y muy bien comunicada con la capital de la Comunidad y la del país. “Somos un pueblo de futuro”, afirma el alcalde, Vicente Calle, quien explica que siguen ofreciendo suelo para vivienda y también empresarial. En este sentido, sobre el recién concluido 2020, a pesar de la Covid-19, Calle lo califica como “bastante positivo”, al haberse ejecutado prácticamente todos los proyectos previstos en el presupuesto, destacando la primera fase del colector de la carretera de Soria, la reforma del local junto a la iglesia y el arreglo y conservación de calles.

Vicente Calle explica que a lo largo del año pasado “hemos tratado de estar al lado de los vecinos, en uno de los peores momentos que ha vivido todo el país”. Así, el alcalde recuerda el reparto de mascarillas entre toda la población, cerca de 12.000, el refuerzo de la limpieza en el colegio y la desinfección diaria del consultorio médico.

De cara a este año, el pleno del Ayuntamiento de La Lastrilla aprobó recientemente por unanimidad un presupuesto consensuado, para la recuperación económica en 2021, de 2.790.998,04 euros, un 17,36 por ciento más que el último. Sin duda, el más importante, el capítulo de inversiones asciende a 580.000 euros, destacando actuaciones que se quieren realizar el año que viene como: la segunda fase del refuerzo del colector de la carretera de Soria, la construcción de una nave municipal, el cambio de redes, el asfaltado de varias calles, el cerramiento del punto limpio, la creación de nuevos parques infantiles en El Sotillo así como la reforma de aquellos que lo necesiten, y el acondicionamiento del porche del colegio, entre otras partidas.

El alcalde quiere destacar además un proyecto que considera ilusionante y que se desarrollará en este mandato, la creación de una zona verde y de recreo en el entorno del río Cigüiñuela, de unos 13.000 metros cuadrados, 7.000 a un lado del río y 6.000 al otro, en la que se plantarán diferentes tipos de árboles. Esta nueva zona de ocio se unirá a las ya existentes en la plaza de la Cantera y en la zona deportiva.

Vicente Calle subraya también el arreglo de caminos que se ha llevado a cabo, con el apoyo de la Diputación Provincial, con el objetivo de ofrecer a los vecinos un pueblo para vivir y disfrutar.